Close

El estilo y los planes de Willem Schol para liderar la expansión de startup Justo en Perú y Chile

Con el objetivo de consolidar la presencia en el Cono Sur, la plataforma sumó a un joven profesional con paso en empresas como Glovo, Falabella y Amazon España.
Por Natja Muñoz C. / Foto: Julio Castro I Publicado: Viernes 8 de abril de 2022 I 17:00
Comparte en:

Fue en 2019 cuando Willem F. Schol, el recientemente reclutado gerente regional Latam del Cono Sur de la startup Justo, conoció a los chilenos Rodrigo Segal y Nicólas López, que en ese entonces estaban dando forma a esta startup, la que busca trabajar con restaurantes para proveerlos de tecnología en la venta digital, para implementar canales de e-commerce.

“Conozco a Nicolás y Rodrigo desde principios de 2019, cuando yo estaba en Glovo. Ellos en esa época estaban comenzando a desarrollar la primera versión de Justo, y nosotros en Glovo les proporcionamos nuestra red de motos para que hicieran su logística”, relata Schol.

Por eso, agrega, la oferta de llegar a la empresa, a cargo de las operaciones de Chile y Perú, no fue difícil de aceptar. 

Schol tiene 12 años de experiencia y ha transitado por una serie de empresas, algunas de un origen más tradicional y otras más tecnológico. Ingeniero Comercial de la Universidad Adolfo Ibáñez de Chile, el ejecutivo nació en Venezuela en 1987. Sus padres son peruanos -aunque tenían ascendencia holandesa- y llegaron al país del extremo sur cuando él solo tenía dos años. 

Su carrera comenzó en la embotelladora chilena CCU -que produce cervezas como Cristal y Heineken- en el área de control de gestión. Luego llegó a la firma productora de alimentos Lucchetti -que actualmente está ligada a la colombiana Nutresa-, en el área de finanzas y planificación financiera, donde estuvo seis años. Este período -cuenta Schol- le permitió asentar su base en números y entendimiento de datos. 

Travesía por gigantes

Pero Schol quería dedicarse al desarrollo de negocios. Por eso fue a estudiar un MBA en la escuela de negocios de una Universidad de Cambridge, en Inglaterra. Y ahí vino su primera relación con una tecnológica: nada menos que Amazon España.

Amazon iba a reclutar a las universidades donde se imparten los MBA más prestigiosos de Europa, así que básicamente elegían a quienes más les gustaba de cada generación y les hacían ofertas de trabajo”, relata.

Agrega que en el gigante norteamericano pasó por dos roles: uno era desarrollar el negocio del cross-border, donde unía negocios de chinos y americanos en Europa. “Era una especie de consultor interno para desarrollar ambos negocios con un catálogo consistente”, explica, mientras el segundo consistía en negociar con productoras para adquirir su contenido y ponerlo en la plataforma que tiene Amazon.

Luego llegó a la firma de última milla Glovo. Aunque estaba instalado en Europa, decidió trasladarse a Chile. La firma tuvo un breve paso por el país, dado que después dejó de competir para darle espacio a PedidosYa, dado que tenían un accionista común, la alemana Delivery Hero.

“Todo ese período me cambió un poco la mente. Me di cuenta que no solo existía el mundo corporativo, sino que también las startups… fue lejos la mejor experiencia laboral que haya tenido hasta el momento”, dice, aunque le tocó cerrar esa operación pese a los buenos números que estaba mostrando. “Al principio teníamos del orden de 45.000 órdenes y terminamos con 500.000”, destaca.

El ingeniero después se fue al Grupo Falabella, para desarrollar la estrategia comercial del e-commerce cross-border. “Se acercaron a mí por la experiencia que tenía de Amazon, donde buscaban desarrollar un poco lo mismo. Iba entretenida la experiencia, tenía el conocimiento de una empresa atómica como Amazon, entré y estuve dos años y medio entre Linio, Falabella, Falabella.com”, cuenta.

Justo y el crecimiento

Sin embargo, Schol dice que siempre lo atrajo más el perfil de las empresas startup, por lo que decidió asumir el desafío de la plataforma que se ha ido abriendo paso en varios mercados, como Colombia y México, entre otros.

Ahora, él es parte de una estructura más robusta de la empresa, donde se nombraron directores regionales en el Cono Sur, otro en Centroamérica y, finalmente, en Cono Norte.

En su caso, el objetivo principal es consolidar la presencia que tienen en Chile y Perú, especialmente en ese segundo mercado, donde están un poco más atrás que en el país de origen.

En Chile, la plataforma maneja más de 5.000 restaurantes, y en Perú más de 1.000. La idea es empujar la expansión de categorías y capacidades, llegando a un millón de órdenes a través del sistema que proveen.

En Perú, la firma ha logrado trabajar con socios como el prestigioso Grupo Acurio, Grupo Cosme, Grupo Civitano, Grupo Roll Star, Grupo La Mora, además de grandes cadenas como Primos, Las Canastas, La Baguette, Delicass y empresas de diferentes rubros como: Costagas, Tambo, Oregon.

“Nuestro interés es expandirnos a toda la región al haber consolidado las operaciones actuales, lo que esperamos ocurra este año. Países como Argentina, Uruguay, Bolivia y Paraguay sin duda están en la lista”, resume sobre lo que serán sus próximos desafíos.

Comparte en: