Close

Aerolínea colombiana Viva asegura que el Aeropuerto Internacional de Ciudad de México es estratégico para sus operaciones

La aerolínea colombiana asegura que una de sus fortalezas es que realizan tránsitos muy rápidos, por lo que sus aviones no pernoctan y no generan congestión.
Por El Economista, México / Foto: Archivo I Publicado: Lunes 18 de julio de 2022 I 08:56
Comparte en:

Viva, la aerolínea low cost de Colombia, continúa su expansión en México. De junio del 2021 a mayo pasado transportó a 222.921 pasajeros en sus cuatro rutas y va por más. Hace tres semanas inició operaciones en un vuelo nocturno entre la Ciudad de México y el atractivo turístico de Cartagena (en su primer año estiman atender a 33.000 viajeros).

“En nuestras operaciones hemos mantenido la proyección de los factores de ocupación desde el día que llegamos: el 80%, aunque dependiendo de la temporada pueden subir al 90%”, dijo el director de Aeropuertos y Centro de Control de Operación de la empresa, Alexander Cipagauta.

Del total de sus vuelos, tres aterrizan en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), procedentes de: Medellín, Bogotá y Cartagena. Los otros dos llegan a Cancún desde Medellín y Cali. En todos los casos realizan actividades de promoción de la mano de ProColombia.

Pese a la condición de saturación que vive el principal aeropuerto del país, la línea aérea ha logrado tres slots (horarios de despegue y aterrizaje) en el último año.

-¿Qué tan complicado ha sido tener los slots?, se le preguntó al directivo.

-Tenemos buena relación con las autoridades aeroportuarias. Operar en la noche tiene ventajas porque hay varias franjas horarias congestionadas. Desde nuestra llegada hemos buscado espacios en donde no afectemos (la operación del aeropuerto). Los slots en el AICM se administran a través de un proceso arbitrado por IATA, te dan disponibilidad si existe el espacio y es aprobado por AICM. En nuestro caso no tuvimos mayor contratiempo.

-¿Por su modelo de negocio buscan esos horarios?

-Tenemos el vuelo a Medellín diurno y nocturno. Tratamos de tener buena relación con los aeropuertos en los que estamos y cuidamos de no congestionarlos. En la ruta a Cartagena, por ejemplo, llega el avión al AICM a las 23:30 horas y sale una hora después. Nuestros aviones no pernoctan y por tanto no le generamos congestión. Esa es otra de nuestras fortalezas: hacemos tránsitos muy rápidos, en 50 minutos damos vuelta al avión y salimos.

Para mayor información, lee el artículo completo en El Economista.

Comparte en:

Lina Contreras, Gerenta de Restaurantes de Uber Eats Cono Sur, Región Andina y el Caribe.

Personaje

AEROCARDAL / STUDIO DF