Close

Moody’s Investors: "El Gobierno entrante en Colombia debe llegar a discutir si se consolida una nueva reforma fiscal"

Renzo Merino dijo que están haciendo una revisión a las expectativas de crecimiento de ese país.
Por La República, Colombia / Foto: La República. I Publicado: Lunes 28 de marzo de 2022 I 09:38
Comparte en:

En medio de un panorama electoral, en el debate ha habido temas de discusión como un posible ajuste fiscal que debería hacer el nuevo gobierno. De acuerdo con Renzo Merino, vicepresidente y Senior Analyst de Moody’s, si bien los altos precios del petróleo ayudarán en el corto plazo, se debería evaluar un posible ajuste fiscal

-¿Cómo analiza el resultado de las elecciones del Congreso?

-Un tema que es importante en el escenario base que tiene Moody’s para Colombia para la calificación (Baa2 estable) es que se mantenga este comportamiento de políticas macroeconómicas prudentes y para esto creemos que es importante el contrapeso de instituciones como el Congreso, las Cortes y el Banco Central, porque apoyan la continuidad de esas políticas prudentes.

Por eso, los resultados muestran que el hecho de que esté fragmentado y no haya una fuerza política que tenga mayorías es positivo, en el sentido de que evitaría cambios radicales en las políticas. Esto implica que para fomentar ciertas medidas de la próxima administración, especialmente de reformas, se deba llegar a consensos en la toma de decisiones y sea positivo.

-¿Qué expectativas tienen con respecto a las elecciones presidenciales con vista en los resultados de las legislativas?

-Viendo las encuestas actuales, hay candidatos que tienen probabilidades de pasar a segunda vuelta. Estamos esperando a ver cómo evoluciona y cómo se consolidan las alianzas. Tenemos un escenario base para la calificación de Colombia y estamos estudiando escenarios alternativos dependiendo de las diferentes opciones y sus implicaciones para la economía.

-¿Cómo es ese escenario base que plantea y cuáles son esos escenarios alternativos?

-La base es la continuidad de políticas macroeconómicas prudentes que apoyaría la consolidación fiscal y la reducción de déficit en los próximos años, que estaría soportada en los efectos de la reforma tributaria del año pasado. Eso apoyaría la expectativa de que los ratios de deuda se mantendrán relativamente estables en los próximos años.

-¿Cómo ve las bases que deja este gobierno en política económica y qué retos tendrá el nuevo gobierno?

-En parte, el resultado fiscal de 2021, al ser menor del que se planteaba, ayuda como punto de partida. Sin embargo, hay que recalcar que pese a que se han quitado apoyos sociales, la consolidación fiscal sigue siendo gradual. Creemos que el déficit fiscal debería seguirse ajustando a la baja en la medida en que el crecimiento seguirá siendo favorable. También quedan por ver los impactos en los ingresos de los altos precios de petróleo; esto beneficiaría las cuentas fiscales este año y el próximo. Hay también un mecanismo para el ajuste de los precios de combustibles que también implica un gasto y quizá no se refleje bien en el déficit del gobierno central.

Para 2023, con un nuevo gobierno, se espera que los ingresos tributarios empiecen a beneficiar las cuentas fiscales. Habrá que ver si este mayor recaudo permanente llega a ser cerca de un punto del PIB, como se discutió en la reforma.

Cabe la posibilidad de que el nuevo gobierno decida mantener algunos de los apoyos sociales que como está planteado se mantendrá hasta finales de este año. Por eso el nuevo gobierno debe discutir si se aprueba una nueva reforma fiscal, ya sea para mantener estas transferencias sociales y lo más probable es que se haga, o para acelerar la consolidación fiscal.

Lee la entrevista original completa de La República.

Comparte en: