Close

La historia de la fabricante de autos eléctricos boliviana que lucha por ganar presencia en Latinoamérica

Quantum Motors ya está fabricando del orden de 250 vehículos eléctricos de bajo costo y cerrando alianzas para ir creciendo en cobertura. Este es el modelo que está utilizando para atravesar lo que su fundador llama como “el valle de la muerte de los emprendedores”.
Por Déborah Donoso Moya / Foto: Quantum I Publicado: Miércoles 24 de agosto de 2022 I 09:35
Comparte en:

José Carlos Márquez, un ingeniero boliviano que hace casi cinco años dio vida a Quantum Motors, una firma que está desarrollando pequeños vehículos eléctricos de bajo costo, no oculta los desafíos por los que está atravesando su emprendimiento, el que básicamente está compitiendo contra toda una industria de electromovilidad.

Quantum -dice- “aún está atravesando el valle de la muerte de los emprendedores. La gente nos quiere en Bolivia con el corazón, pero no con el bolsillo. Aún queda una curva de innovación que atravesar, pero la gente que nos va probando nos va recomendando”.

Para hacerse una idea, Quantum fabrica pequeños vehículos, generalmente con capacidad para tres personas, que tienen una autonomía de 100 kilómetros y desarrollan velocidades de hasta 55 kilómetros por hora.

En el caso de su operación en Bolivia, dice que, dado que el combustible está subsidiado por el Estado, ha sido difícil que los consumidores den el paso para cambiar su vehículo tradicional.

Es por esto que el desarrollo, que promete ser una alternativa a vehículos de más alto costo -ya que su valor promedia unos US$ 7.500-, salió a buscar nuevos mercados. Primero aterrizaron en El Salvador, pero ya sus modelos se están comercializando en cuatro países.

El último anuncio realizado por la firma fue su acuerdo con la firma Potencia Industrial para entrar a México, cuya alianza -dice Márquez- “hace que seamos más fuertes”.

“Estamos armando la ensambladora -ya tenemos unidades disponibles como prueba- pero tenemos un proyecto grande porque México posee tradición de fabricante de vehículos y hay todo lo que necesitamos allá”, agrega el también gerente general de la compañía.

Dice que el modelo les permite hacer bajas inversiones -un millón de dólares en este caso-, porque su socio ya tiene instalaciones y mucha maquinaria, “lo que nos facilita la entrada al país”.

Nuevos mercados

Antes de iniciar esta apuesta, Márquez había desarrollado diversas soluciones mineras como pequeñas camionetas de carga. Luego desarrolló motocicletas y bicicletas eléctricas, con las cuales entró a mercados como el salvadoreño hace más de un año. Así, ha ido creciendo en todo lo relacionado con la electromovilidad, entrando hace unos años al segmento automotriz.

A la fecha, Quantum ha vendido más de 300 unidades de sus autos eléctricos en Bolivia, en El Salvador suma otros 20 vendidos en los cuatro meses que lleva allá con este producto, mientras en Paraguay -donde recién suma un mes- van ocho vehículos y más de 200 motocicletas. Finalmente, en Perú, que sólo lleva semanas, ya tiene cuatro unidades comercializadas y 500 motos.

“Anualmente fabricamos más de 250 autos, pero la demanda aún es baja. Nuestra capacidad anual es de 1.200 unidades”, explicó Márquez. Esperan que a medida que suba la demanda en estos nuevos países -los que Márquez dice que han elegido por motivos estratégicos-, puedan llegar al tope de su capacidad.

Paraguay porque es miembro pleno del Mercosur, entonces nos sirve para llegar con arancel cero a Brasil, Argentina y Uruguay. Asimismo, desde Perú queremos llegar a Chile, Ecuador y Colombia, por la Alianza del Pacífico. Mientras que a El Salvador lo queremos como un hub para Centroamérica, y a México para el resto de los países”, explica sobre la ruta que espera tome su negocio.

Brasil es el mercado que mayor dificultad ha presentado, ya que es “proteccionista” y eso hace que las barreras de entrada sean complicadas, por lo que la vía más expedita es a través de Paraguay.

Desarrollarse en México además, les permitiría facilitar la logística, dado que algunas de las partes que utilizan en los vehículos vienen del exterior. Dado el desarrollo de esta industria automotriz en ese país norteamericano, daría más facilidad para esto.

Para 2023 proyectamos apuntar mucho a México y a poner el pie en otros países desde allá”, dice.

El ecosistema del litio

Quantum Motors podría verse beneficiada por estar en lo que se denomina el triángulo del litio, que componen Chile, Argentina y Bolivia, donde se espera que en los próximos años crezca fuertemente la producción de este mineral. Su apuesta es darle valor agregado.

Márquez cuenta que Quantum Motors utiliza el mineral en sus baterías, dado que tienen una fábrica de packs de baterías a través de celdas importadas y de otras provistas por la estatal Yacimientos de Litio Boliviano. “Estamos esperando ver qué pasa en el país con el litio para ampliar la cantidad de celdas nacionales”, dijo.

Cuando el país altiplánico concluya el proceso licitatorio para que una firma produzca el mineral, se podría ampliar la capacidad de celdas de litio, hecho que permitiría además ampliar la autonomía de los automóviles que ellos comercializan, para que sean utilizados como taxis, o incluso para desarrollar modelos más grandes, pensando en poder transportar grupos de cinco personas.

Comparte en: