Close

La fórmula de Adriana Noreña, ejecutiva de Google, para dar el salto en inclusión y liderazgo

Para la vicepresidenta del gigante para Hispanoamérica, la pasión, el coraje y los riesgos son clave para enfrentar una de las mayores disrupciones que la industria tecnológica ha vivido.
Por María Gabriela Arteaga / Foto: Google I Publicado: Viernes 22 de julio de 2022 I 14:43
Comparte en:

De emprendedora a vicepresidenta de Google para Hispanoamérica, además de ser líder, runner y amante de la arquitectura, son algunas de las facetas que definen a la ejecutiva colombiana, Adriana Noreña, quien hoy tiene en sus manos conducir al gigante estadounidense a través de una de las mayores disrupciones que la industria tecnológica ha vivido.

Pero en ello, señala, se siente completamente a gusto. A su juicio, la compañía, además de estar enfocada en el proceso de transformación digital global y en la recuperación económica de los países, conjuga dos elementos clave: tecnología e inclusión. “Estoy convencida de que la tecnología es una gran igualadora de oportunidades”, dijo en entrevista con DFSUD.com.

Y agregó: “Google es una empresa que abraza, predica, practica e impulsa la diversidad, la inclusión y la equidad de género, de ideas, de backgrounds. Creo que, más allá de la cuestión obvia de ayudar a hacer crecer el negocio en Hispanoamérica, buena parte de mi legado es ese: el de impulsar la inclusión y la equidad en la región, muy especialmente la equidad de género”.

Noreña, nacida en Cali en los años ’70, lleva casi 17 años en la firma que nació como un buscador de Internet y 11 de ellos los ha vivido desde la vicepresidencia, desde donde ha sido testigo de primera mano de la evolución de una de las firmas más importantes del planeta.

Vena emprendedora

Su carrera en la firma que hoy lider Sundar Pichai comenzó en 2006 cuando Google recién empezaba sus operaciones en América Latina, con Sao Paulo (Brasil) como punto de partida. “En ese momento, no éramos más de 5.000 personas trabajando en toda la organización a nivel global”, relató.

Venía de ser directora de Marketing y Desarrollo de Nuevos Negocios en la firma de comunicaciones Avaya, y gerenta de Planificación Financiera y Estratégica en Elma Chips (PepsiCo-Frito Lay). Todo en Brasil, a donde se mudó a los 27 años luego de casarse con un venezolano, con quien hoy tiene una hija de 16 años.

En medio de la “quietud del trabajo estable” y ese apetito por “aprender cada vez más”, se mudó en 1999 a Boston (EEUU) a hacer un Máster en Gerencia de Tecnología en el Massachusetts Institute of Technology (MIT).

Inspirada por los aires tecnológicos, decidió volver a Brasil, emprender y fundar su propia empresa de productos cosméticos: Elementum. Y de ahí, contó, “nació esta otra historia de amor que vivo con Google”. “Siendo una joven emprendedora me sentí cautivada por una compañía que acababa de llegar al país. Cuando vi la solidez de su visión y la efectividad publicitaria de sus productos, envié una hoja de vida sin dudarlo. Ahí descubrí mi amor por la tecnología, la innovación y con una compañía que, desde entonces, no ha hecho más que consolidar y profundizar sus lazos con América Latina”, relató.

Y recordó una vez más que, precisamente, ya habiendo sido seleccionada para el cargo gerente de Ventas y Operaciones en línea, se enteró que estaba embarazada. Con temor, sinceró su situación ante su jefe y este le respondió: “’Felicitaciones, ¿cuándo empiezas?’ Así terminé de confirmar que estaba en el lugar correcto”.

Google refuerza apuesta por Chile como punto de referencia en la región y anuncia próxima llegada de billetera digital al país

Fórmula PCR

Su vibrante paso por Google se refleja en su discurso, cargado de una energía que quizá tenga relación con una de sus grandes pasiones: el deporte. “Me entreno constantemente en running, ciclismo y natación. De hecho, hace dos meses, corrí mi primer triatlón… ¡y gané mi categoría! Fue un gran esfuerzo, pero también un gran aprendizaje”, contó. 

Desde 2019 ha venido equilibrando su vida personal y laboral con entre 12 y 14 horas semanales de entrenamiento, con “innumerables suspensiones de la competencia por el Covid-19 y constantes lesiones”. “Pero, finalmente, pude subirme al podio”, dijo con orgullo.

Esa resiliencia, que asegura le enseña el deporte, la lleva al campo laboral. “El deporte es un gran maestro para quienes nos dedicamos a los negocios: te enseña a no rendirte nunca, a trabajar en equipo y a eliminar los ‘no puedo’”. 

Hoy, mira hacia atrás, e identifica tres elementos clave en su vida. “Pasión, Coraje y Riesgo: mi fórmula ‘PCR’, que no tiene nada que ver con el Covid ni con la pandemia”, apuntó. 

Ello, dijo, es fundamental en el liderazgo femenino, del que hoy es ejemplo mundial. “Las mujeres tenemos una gran capacidad para aportar pasión a lo que hacemos, somos personas de coraje generalmente y solemos además estar listas para asumir riesgos. Creo que debemos aplicar la fórmula PCR más que nunca, para poder dar el salto que necesitamos”. 

A ello suma la capacidad de mostrar humildad frente al conocimiento: “Siempre busco aprender más, saber que hoy soy ignorante de lo que viene, para tener siempre sed de conocimiento”. 

Por ello, va de la mano con los aprendizajes que Google le ha venido dando y que ofrece, igualmente, a todas las mujeres. “La tecnología viene abriendo muchas puertas para las mujeres que hasta ahora permanecían cerradas: puertas culturales, puertas sociales y puertas económicas”, señaló.

Inspirada en lo que para ella simboliza su hija, dijo: “El mundo necesita más liderazgos femeninos y desde Google estamos haciendo grandes esfuerzos por promoverlos”.

Desafíos y metas

En ese sentido, identificó tres grandes retos para los próximos años. Por un lado, "continuar aportando a la educación digital de las y los latinoamericanos para ayudar a enfrentar los retos de hoy y de mañana"; seguir haciendo de la privacidad y la seguridad de la información una prioridad; y, tercero, apoyar aún más a los medios de comunicación de la región para asegurar la pluralidad de voces, la libertad de expresión y la sustentabilidad del periodismo de calidad.

En cuanto a lo personal, ve en el norte “una o dos triatlones hasta el fin de 2022, conseguir encauzar a mi hija en su búsqueda por su carrera y universidad; y apoyar la recuperación de mi madre de algunos problemas de salud”.

Comparte en:

Lina Contreras, Gerenta de Restaurantes de Uber Eats Cono Sur, Región Andina y el Caribe.

Personaje

AEROCARDAL / STUDIO DF