Close

Patria Investments y firma norteamericana crean joint venture de logística refrigerada con miras a invertir US$ 750 millones en la región

Alianza de Patria Investments y Americold destinará recursos para crecer vía adquisición y construcción de nuevas plantas, tanto en Chile como México y otros países de la región.
Por Andrés Pozo B. / Fotos: Icestar I Publicado: Jueves 2 de junio de 2022 I 09:44
Comparte en:

Un joint venture para convertirse en el actor más relevante del creciente negocio de la industria logística refrigerada en la región, acaban de crear la administradora de fondos brasileña Patria Investments y la norteamericana Americold.

Según informaron, este joint venture considera realizar una inversión total de US$ 750 millones entre cinco y siete años, para establecer ubicaciones en México y diversos países de Centro y Sudamérica.

Del monto total, en Chile se contemplan US$ 250 millones en recursos para el crecimiento. Es en este país donde, de hecho, el joint venture ya tiene su primer activo, dado que desde 2020 Americold era propietario de una instalación en Santiago, IceStar, la que aportó a la sociedad.

Patria tendrá el 85% y los norteamericanos el restante 15%. Estas dos compañías ya se conocían, porque son socias desde 2020 de SuperFrio, la mayor cadena de centros logísticos de este tipo de Brasil, la que no es parte de este nuevo vehículo de inversión para el resto de la región.

Patria Investments, de origen brasileño, es uno de los líderes en gestión alternativa de activos en Latinoamérica, con más de 30 años de experiencia en Private Equity, Infraestructura, Real Estate y Crédito. Americold, con sede en Atlanta, Estados Unidos, es una empresa que cotiza en bolsa, centrada en la propiedad, operación, adquisición y desarrollo de almacenes con temperatura controlada.

Francisco Moura, CEO de este joint venture.

Primer destino: Chile

Para Chile, “esta alianza contempla tanto la adquisición como construcción de plantas en Santiago y otras regiones”, generando un positivo impacto en la industria alimenticia, la segunda de mayor relevancia en el país, después de la minería, detallaron.

Uno de los objetivos, en el plazo de cinco a siete años, es tener el 20% del mercado nacional, convirtiéndose en el principal operador en logística de frío.

“Chile es un mercado relevante para nosotros por su nivel de desarrollo e ingreso per cápita. Esto lleva a un consumo de productos congelados y refrigerados muy alto por persona comparado con otros países, a lo que se debe sumar las exportaciones”, indica Francisco Moura, CEO de este joint venture.

En Santiago, IceStar tiene capacidad de 214 mil m3 y pronto la ampliarán para sumar 111 mil m3 más, con tecnología de punta, criterios de eficiencia energética y en cumplimiento de estándares ambientales, por ejemplo con el manejo de fluidos refrigerantes naturales.

Moura explica que el plan no es solo crecer en espacios, sino que en servicios logísticos más amplios a sus clientes. Además, quieren establecer una red de centros a lo largo del país, rompiendo un poco la situación actual, donde el mercado es muy atomizado.

“Nuestro reto es crear una gran plataforma de bodegas frías en distintas regiones, desde Magallanes hasta el norte, que entregue diversos servicios y soluciones logísticas completas, algo que hoy no existe en el país”, recalca.

Chile es un mercado dinámico, dice Moura, porque no solo atienden exportaciones -salmón, jurel, vegetales y berries, además de algunos volúmenes de pollo y cerdo-, pero también tiene un mercado interno fuerte e importa varios productos. 

Suscríbete a nuestro Newsletter con las noticias más relevantes de la región.

Segundo destino: México

Al igual que en Chile, en el resto de los países de la región, el mercado es muy atomizado y hay espacios para formar un actor regional, dice Moura. Agrega que la demanda es creciente, pero la oferta es limitada y no siempre calificada, ni con solución completa, “por eso es atractivo”.

Para tener una base de comparación. Explicó que Chile tiene una capacidad total de este tipo de instalaciones de 3,4 millones de m3, mientras México tiene 7,4 millones de m3 y Brasil con 15 millones de m3. El objetivo del joint venture es tener 4 millones de m3 en operación en cinco a siete años.

Por eso, México, uno de los mercados más grandes de la región, es relevante. Moura dice que han ido mapeando el mercado y se ven oportunidades ahí y en otros países, simulando lo que han hecho en Brasil con SuperFrio, empresa que salvo los accionistas en común, no tiene relación con el joint venture, pero que ha logrado consolidar una capacidad instalada de 2,3 millones de m3.

Ese país específicamente juega un rol relevante para Estados Unidos en la provisión de alimentos, algo que con la pandemia y la guerra tomó más protagonismo, por lo que Moura dice que es esperable que ese país intente disminuir la dependencia con Asia.

“México está muy bien posicionado para consolidar volúmenes y aumentar las exportaciones a Estados Unidos”, recalca.

Comparte en: