Close

BTG: “Una vez que se alivien los riesgos y la incertidumbre en Latinoamérica, los mercados de capitales volverán a terreno positivo”

Carlos Sequeira, head de research de la firma, señaló que la inflación y las altas tasas de interés han llevado a los inversionistas a invertir más en instrumentos de renta fija que en el mundo de las acciones. “Hay muy poco apetito en transacciones del mercado de capitales”, dijo.
Por María Gabriela Arteaga / Foto: Reuters y BTG I Publicado: Viernes 19 de agosto de 2022 I 07:50
Comparte en:

Con la pandemia aún en curso, pese a una normalización prácticamente transversal en las economías de América Latina y el mundo –excepto China-, una elevada inflación y tasas de interés en ocasiones a niveles no vistos en décadas están afectando las decisiones de inversión.

Los efectos no solo se han visto reflejados en los mercados de capitales per se, sino también en las operaciones que las mismas compañías realizan para conducir su crecimiento. El último año ha estado plagado de anuncios de fusiones y adquisiciones, pero no así de salidas a bolsa de compañías que tenían sus apuestas en ello para atraer capital.  

Según Carlos Sequeira, jefe de research en BTG Pactual, es el propio “deterioro del mercado de capitales el que ha llevado que la demanda para nuevas OPIs prácticamente desapareciera”. “Hay muy poco apetito en transacciones del mercado de capitales”, dijo.

Desde su oficina en Nueva York, la cabeza del mejor equipo de research en Latinoamérica por segundo año consecutivo, según la prestigiosa revista británica Institutional Investor, explicó que “los inversionistas están migrando desde el mundo de las acciones a los instrumentos de renta fija, porque así obtienen mejores retornos”.

Todo ello ha derivado en una capitalización de las empresas menor a lo esperado para esta época, incluso cuando en los reportes financieros las firmas han entregado sólidos datos de sus operaciones. “Vemos que algunas están cumpliendo con lo prometido, tienen un buen desempeño, pero sus acciones han sufrido por las condiciones macroeconómicas. Estas son las compañías que los inversionistas deberían estar mirando, porque les permite comprar una buena empresa con valoraciones reducidas”, aclaró.

A su juicio, se ha dado una especie de tormenta perfecta entre altas tasas de interés y el valor actual neto: los flujos de efectivo son menores; hay menos dinero dispuesto a comprar acciones, lo que se ha traducido en menores valoraciones bursátiles.

“Las altas tasas nunca son buenas para las acciones, para las compañías. Primero, porque usualmente las empresas tienen alguna carga de deuda y, cuando las tasas suben, lo hacen también los gastos financieros y se afectan los márgenes de ganancia”, explicó el experto.

Y agregó que, si los tipos están altos, las empresas se ven obligadas a usar una tasa de descuento más elevada, con lo que el valor de la compañía, en el corto plazo, cae.

Brasil, el activo epicentro de las fusiones y adquisiciones en la región

Ingrediente político

En su análisis, el ejecutivo también reconoció que el ambiente político que reina en la región está causando efecto en el apetito de los inversionistas y consideró que, “una vez que se alivien los riesgos y la incertidumbre, los mercados de capitales volverán a desempeñarse positivamente a fines de este año o inicios del próximo”.

Y es que al menos tres países de América Latina están pasando por procesos en los que aún no hay respuesta clara de hacia dónde se van a dirigir las acciones. Chile, por ejemplo, está ad portas de decidir el futuro de su Constitución; Brasil tiene elecciones en octubre y, de no definirse en primera vuelta, pasará a balotaje en diciembre; y Colombia, aunque ya hay un nuevo gobierno en funciones, no está claro qué tanto podrá moderar sus propuestas económicas y fiscales.

“Eso está manteniendo a los inversionistas al margen. Cuando todo esté más claro, los actores internacionales terminarán viendo que la región es económica y es posible que estén dispuestos a asignar más dinero a la región, a los mercados emergentes en general y a América Latina en particular”, consideró.

Suscríbete a nuestro Newsletter semanal, con las noticias más importantes de los negocios de América.

El ejemplo de Brasil

Como experto en el mercado brasileño, su país natal, Sequeira contó lo que se ha estado viviendo localmente, con un mercado de fusiones y adquisiciones “muy caliente por estos días” y una economía que prácticamente ya agotó toda la capacidad de maniobra en cuanto a política monetaria se refiere.

“En Brasil, los ajustes ya se hicieron y si queda algo, es un movimiento muy menor para las próximas reuniones del banco central”, indicó.

Con ese contexto, los inversionistas locales e internacionales están cada vez más apostando por adquirir bonos, que dan mejores ingresos, frente a la compra de acciones. “Están recibiendo casi 14% por año, en bonos del gobierno libres de riesgo”, dijo.

Pese a las condiciones macroeconómicas, indicó, “el nivel de apalancamiento es bastante bajo en Brasil hoy en día en comparación con el año 2015 o 2016, cuando el país estaba en una gran recesión”.

Por ello, el impacto en las empresas es también menor que en ese momento, cuando las tasas también estaban en su más alto nivel.

Comparte en: