Close

La desconocida fábrica de startups que prepara Cencosud

Van a desarrollar tres empresas tecnológicas durante 2022. Al área la bautizaron como Cencosud Venture Studio y, según fuentes internas, es el nuevo caballito de batalla del departamento digital de la matriz. Además, planean invertir en tres firmas y en un fondo independiente este año.
Por Mateo Navas, DF MAS Chile / Foto: DF MAS I Publicado: Lunes 4 de abril de 2022 I 10:49
Comparte en:

Su primer acercamiento con el mundo de las startups se dio por necesidad. En 2020, en medio de la pandemia, Cencosud decidió cerrar una alianza con Cornershop. El acuerdo –que consideraba inversiones conjuntas en dark stores y tiendas exclusivas para el canal online– les entregó resultados inesperados: integraron más de 300 sucursales y aumentaron el ticket promedio en un 20%. Fue un éxito que dejó pensando a los principales ejecutivos de la entidad.

Todo esto, cuentan conocedores, coincidió con una serie de cambios administrativos: por un lado, Matías Videla arribó a la gerencia general de Cencosud en noviembre de 2019, mientras que en febrero de 2021 asumió la presidencia del directorio Heike Paulmann. Ambos ejecutivos coincidieron en la necesidad de potenciar la tecnología y la innovación al interior de la compañía.

En agosto de 2021 el retailer anunció la creación de un brazo de capital de riesgo que apoyaría a startups enfocadas en los rubros de e-commerce, logística, fintech y servicios de retail. La tarea la han asumido en completo hermetismo: no quieren contar sus avances ni sus próximos pasos.

El trabajo, señalan quienes lo conocen, ha sido intenso: viajes al extranjero y reuniones con compañías todas las semanas. Según ha trascendido, el año pasado trabajaron con diez startups en las cuales invirtieron entre US$ 300 mil y US$ 5 millones. Los nombres, eso sí, los mantienen en reserva por restricciones legales.

La iniciativa está apalancada a un ambicioso plan de inversiones por US$ 1.800 millones que Cencosud anunció en enero de 2021. Esta apuesta considera una inyección, hasta 2023, de US$ 300 millones a las áreas de tecnología, logística y comercio electrónico.

La misión para 2022 es seguir invirtiendo en compañías que ya funcionan, ojalá entre dos a cuatro al año. Pero la principal novedad es el desarrollo de startups propias, 100% del holding. El proyecto, que bautizaron como Cencosud Venture Studio y que todavía está en una etapa incipiente, considera armar tres empresas distintas con el sello Cencosud.

Por ahora, mantienen los detalles bajo llave, pero conocedores cuentan que miran con interés el mercado de la logística, servicios de retail, e-commerce y fintech. Este último, que ojalá se pueda vincular con Cencosud Scotiabank y con toda la red de pagos, una variable clave para la industria minorista.

La idea es fundar startups en sectores poco explorados y con escasa competencia. Por cada compañía harán un cheque de US$ 1 millón, aunque este financiamiento podría variar dependiendo del caso.

Según ha trascendido, todavía no tienen nombres para las distintas empresas. Van a lanzar oficialmente este proyecto a mediados de 2022.

Además, están preparando su ingreso a la Asociación Chilena de Venture Capital, institución que lidera Magdalena Guzmán y en la que participan firmas como Falabella, Consorcio, Masisa Lab, Amarena y LarrainVial.

El “scout” español

El personaje clave de Cencosud Ventures es el español José Antonio Pascual, quien es conocido en las oficinas como Pepe. El madrileño llegó a la compañía en julio de 2021. Él fue el encargado de perfilar los objetivos y el modelo del CVC de la matriz. Es considerado en los círculos venture como un peso pesado de la industria.

Cuando le toca presentarse en reuniones dice que desde el colegio se interesó en los negocios y que eso lo llevó a emprender desde joven. “Pero fracasé mucho, por eso sé lo que no se debe hacer en una startup”, ha mencionado en reiteradas ocasiones.

Llegó a Latinoamérica en 2013 con Chemtrol Engineering, una compañía de ingeniería española. Sin embargo, su trabajo más importante fue con Wayra, el brazo de capital de riesgo de Telefónica y que es considerado uno de los CVC más exitosos del mundo. Ahí cumplió el rol de scout, es decir, un cazador de empresas emergentes. Su metodología, cuenta alguien que lo conoce, era armar pilotos, confirmar sinergias y finalmente concretar una inyección de capital.

Invirtió en un total de 22 startups. Además, fue director de Políglota, U-Planner, Rocketpin, Webdox, Zapping, ComunidadFeliz, Recorrido.cl y Cloner.

Los otros ejecutivos que actualmente trabajan en Cencosud Ventures son Franco Iovi Vollbrecht, Sebastián Fernández (ex analista de portafolio de Chile Global Ventures), Apolo Pino, Pedro Vicuña (ex coordinador regional de Wayra) y José Ignacio Espinoza. Este último es considerado un “intraemprendedor”, es decir, que está 100% concentrado en fundar startups para el holding.

El próximo foco, dicen personas de la compañía, es contratar a dos ejecutivos en Brasil para que analicen las oportunidades que existen en ese mercado. “Es un país con lógicas distintas, otro idioma y mucha oferta, entonces se necesitan personas que conozcan el ecosistema”, confiesa un conocedor. 

El modelo

Al interior del equipo hay un lema que se repite en diversos contextos: Cencosud Ventures se creó para innovar, generar ventajas competitivas y, sobre todo, sobrevivir. Pero no se ideó por las finanzas de la compañía.

A pesar de eso, el objetivo de Pascual es invertir en firmas con más de tres años, buenos resultados, con potencial de escalabilidad y que generen un impacto positivo en el Ebitda de Cencosud en un rango de 18 meses. “No invierten solo en un Powerpoint, tienen que haber validado su modelo de negocios”, indica una fuente del ecosistema emprendedor local.

El plan es adquirir entre el 5% y 15% de la propiedad de cada startup. Pero el ideal, cuentan fuentes internas, es conseguir más del 10%. Cada inversión tiene que pasar por un comité especialmente creado para esta instancia. El objetivo, ha señalado Pascual, es apostar en etapas tempranas (post-seed y Serie A) para luego continuar invirtiendo en las fases que siguen.

José Antonio Pascual mantiene contacto directo con Matías Videla, CEO de Cencosud, y Heike Paulmann, presidenta del directorio de la compañía. Ambos están atentos a los pormenores de esta nueva área de negocios. De hecho, se involucran de forma directa en algunos pilotos. Frecuentemente preguntan por los avances de los distintos proyectos.

Pascual también se relaciona con Daniel Güell, Chief Digital Officer, y todos los gerentes de Brasil, Argentina, Colombia y Perú.

El negocio que siguen es similar al resto de los CVC nacionales: comienzan con reuniones, exploran oportunidades activas y realizan due diligence. Luego, un comité revisa los detalles y se cierra el contrato. Eso sí, también tienen otra variante, que es trabajar con empresas a través de alianzas y con piloteo de proyectos. También buscarán invertir en fondos independientes y en aplicar el modelo de venture client (cuando una empresa contrata el producto de una startup que involucra riesgo).

¿Alianza con ALLVP?

El foco de Cencosud Ventures es invertir, principalmente, en compañías instaladas en Chile, Argentina, Brasil, Perú y Colombia, donde el holding tiene presencia comercial. Pero Pascual también piensa en México y Estados Unidos. De hecho, esta semana viajó a Las Vegas para participar de Shoptalk, una de las conferencias de comercio electrónico y retail más influyentes del mundo.

Además, señalan conocedores, el CVC del holding ya se ha acercado a una serie de empresas para generar alianzas y conversaciones. Una de ellas es ALLVP, el venture capital mexicano ligado a la chilena Antonia Rojas. El vínculo comenzó cuando ambas compañías trabajaron con Cornershop, el mayor éxito de esta firma. De hecho, no se descarta que en el futuro concreten inversiones en conjunto y que Cencosud Ventures participe indirectamente de un fondo de la firma. “Son muy amigos y han analizado muchas oportunidades”, dice una persona involucrada.

También han conversado con AC Ventures, el CVC de Arca Continental, una de las embotelladoras mexicanas más grandes de la región. Concretarían negocios pronto.

El plan más ambicioso –y que suena para 2023– es apostar por un instrumento financiero: un Corporate Venture Debt, es decir, un fondo de deuda para financiar compañías emergentes. Eso sí, es la idea más incipiente y todavía no es seguro si se desarrollará. 

En dos semanas, señalan fuentes de Cencosud, darán a conocer novedades clave a los altos ejecutivos de la compañía. Los detalles, sin embargo, los conocen solo un puñado de trabajadores.

Comparte en: