Close

EEUU expulsará a más inmigrantes mientras Joe Biden intenta frenar los cruces fronterizos

El presidente realizará el domingo su primera visita oficial a El Paso, Texas, en la frontera con México, para discutir la respuesta federal y local a la crisis migratoria.
Por Financial Times / Foto: Reuters I Publicado: Viernes 6 de enero de 2023 I 10:10
Comparte en:

Joe Biden anunció un nuevo plan para reducir la migración desde la frontera estadounidense con México, aumentando las expulsiones y ampliando un programa para fomentar la entrada legal por vía aérea de ciudadanos de determinados países.

La Casa Blanca anunció las medidas antes de las declaraciones del presidente estadounidense el jueves por la mañana sobre el aumento de la inmigración durante su mandato, lo cual ha sido una crisis humanitaria y una fuente de ataques por parte de los legisladores republicanos.

El nuevo esfuerzo para frenar la inmigración ilegal a través de la frontera con México surgió junto con los planes de Biden de realizar el domingo su primera visita como presidente a la región, con una escala en El Paso, Texas para discutir la respuesta federal y local a la crisis. El presidente asistirá el lunes a una cumbre regional con los líderes de México y Canadá en la Ciudad de México.

La Casa Blanca dijo que, con efecto inmediato, las personas que intenten entrar en EEUU sin permiso y no tengan "base legal para permanecer" estarán "cada vez más sujetas a expulsión acelerada hacia sus países de origen y a una prohibición de reingreso de cinco años".

Entrada legal

Pero EEUU también dijo que permitiría la entrada legal de 30 mil personas al mes durante un periodo de dos años si encontraban un patrocinador que cumpliera los requisitos y pasaban los controles de antecedentes. Esta iniciativa se puso en marcha el año pasado y sólo se aplicaba a los inmigrantes de Venezuela, pero se amplió para incluir a los inmigrantes de Nicaragua, Cuba y Haití. Sin embargo, no se aplicará a quienes se encuentren actualmente en ruta y crucen a Panamá y México a partir del jueves.

Altos funcionarios de la administración Biden le han atribuido a esta campaña la reducción en el flujo de inmigrantes venezolanos por vía terrestre en los últimos meses, y esperan que tenga el mismo impacto con los ciudadanos de los otros tres países.

Contra el reloj

El nuevo esfuerzo fue diseñado en un momento en que la capacidad de las aduanas y las fuerzas del orden estadounidenses para rechazar a inmigrantes en la frontera sur por motivos sanitarios relacionados con la pandemia podría expirar pronto, a la espera de una decisión de la Corte Suprema de EEUU.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EEUU reportó 233.740 encuentros en la frontera suroeste del país en noviembre, un tercio más que en el mismo mes de 2021. Los migrantes detenidos en la frontera estadounidense procedían tradicionalmente de México y del triángulo norte de Centroamérica: Guatemala, Honduras y El Salvador. Pero los inmigrantes de otros países, como Cuba, Nicaragua y Venezuela, superan ahora en número a los procedentes de esos países, según un análisis de la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos, un centro de expertos en derechos humanos.

La Casa Blanca dijo que la administración estaba "reuniendo a las autoridades y recursos disponibles de todo el gobierno federal para ayudar a garantizar que la frontera sea segura y esté bien gestionada cuando se levante la orden de salud pública".

Añadió que EEUU está aumentando el número de "funcionarios de asilo y jueces de inmigración para revisar más rápidamente los casos de asilo en la frontera, con el objetivo de reducir de meses a días el tiempo de tramitación inicial".

Comparte en: