Close

Sequía en el norte de México se transforma en el nuevo factor de incertidumbre para la industria alimentaria

Tras la irrupción del Covid-19 y la guerra en Ucrania, nuevas regulaciones en el uso del agua retan a industrias como la automotriz; la Concamin impulsa campaña de uso racional.
Por El Economista, México / Foto: Archivo I Publicado: Viernes 15 de julio de 2022 I 09:18
Comparte en:

Un eventual racionamiento en el abasto del agua por la emergencia de sequía en México, principalmente en el norte del país, genera incertidumbre entre el empresariado mexicano, porque podría representar un nuevo golpe a la operación de las cadenas de suministro, que se recuperan del rompimiento derivado de la pandemia del Covid-19 y la guerra en Ucrania, mientras que las autoridades buscan “paliativos” en lugar de soluciones de fondo.

José Abugaber, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), sostuvo que la sequía provoca “inquietud” entre la planta productiva, porque el uso del agua es esencial para la manufactura, aunque hace tiempo existen procesos de reciclado.

Ahora, dijo, en Concamin se trabaja sobre una campaña “Industriales Unidos por una mejor cultura del agua”, y lo que “estamos haciendo son acciones de sensibilizar el tema del agua” para lograr una mejor operación.

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) publicó un acuerdo esta semana en el que establece que ante la situación de falta de agua en el norte del país, “se podrán reducir de forma temporal los volúmenes de aprovechamiento de líquido concesionado a usuarios en las cuencas afectadas, todo esto para abastecer a la población es que los requieran”.

Si esto llegara a ser una restricción para la industria (automotriz), entonces sí sería una incertidumbre y nos veríamos, pues no solamente con la parte de no tener certeza de abastecimiento de agua, sino ya tendríamos una afectación a las cadenas productivas”, adicional a padecida con el rompimiento de las cadenas de proveeduría con la pandemia, que alteró su operación, expresó Alberto Bustamante, director de la Industria Nacional de Autopartes (INA).

En el acuerdo publicado esta semana en el Diario Oficial de la Federación, la Conagua hizo una declaratoria de emergencia por sequía y afirmó que alrededor de tres cuartas partes del país están sufriendo por falta de lluvia, mientras que poco más de la mitad experimenta sequía severa a extrema, por lo que se declaró emergencia por sequía.

Entre las entidades que padecen una sequía extrema se encuentran Sonora, Chihuahua, Coahuila y Baja California, mientras que en sequía severa están Nuevo León, Tamaulipas, San Luis Potosí y Sinaloa.

Para mayor información, lee el artículo completo en El Economista.

Comparte en:

Lina Contreras, Gerenta de Restaurantes de Uber Eats Cono Sur, Región Andina y el Caribe.

Personaje

AEROCARDAL / STUDIO DF