Close

Hochschild dice residentes de comunidad andina invaden su mina Inmaculada en Perú

Faena no ha paralizado, pese a protestas que comenaron el sábado.
Por Reuters / Foto: Gestión I Publicado: Lunes 14 de noviembre de 2022 I 11:14
Comparte en:

Residentes de una comunidad de los Andes de Perú invadieron las instalaciones de la mina de oro y plata Inmaculada de Hochschild Mining, "generando" algunas interrupciones en la operación del yacimiento, dijo el sábado la compañía en un comunicado.

Hochschild Mining, con operaciones bursátiles en el Reino Unido, dijo que pobladores de la comunidad Huancute de la región de Ayacucho atacaron la noche del viernes con piedras vehículos de la empresa, tras romper parte del cerco metálico de la mina.

Una representante de la compañía dijo a Reuters que el ataque provocó que se interrumpiera el flujo en la operación interna de la mina, pero que "no ha paralizado la producción".

La compañía afirmó en su comunicado que la intervención violenta a la mina puso "en peligro la integridad física de los trabajadores", y que los invasores están usando la presencia de mujeres para impedir ser desalojados por la policía.

Inmaculada emplea a 1.700 trabajadores, según la empresa.

Reuters no pudo contactarse de inmediato con dirigentes de la comunidad en conflicto para tener sus comentarios.

La mina había sufrido a fines de octubre un bloqueo por unos días por parte de pobladores de otra localidad andina, antes de acordar iniciar un diálogo, en busca de superar diferencias en torno a la propiedad de tierras.

Hochschild enfrentó el año pasado un conflicto con residentes cercanos que demandaban el cierre de sus operaciones alegando contaminación en la zona, algo que la mina ha rechazado. El conflicto fue superado y la empresa espera del gobierno la ampliación de la vida útil de la mina hasta 2042.

La firma planea invertir US$ 4.400 millones de dólares durante la extensión de la vida útil de Inmaculada, que representa más del 60% de su flujo de efectivo, según la propia compañía.

Las protestas de comunidades pobres contra las grandes minas son comunes y a veces han llevado al cierre temporal de algunas unidades en el segundo mayor productor mundial de cobre.


Comparte en: