Close

El papel de Latinoamérica en la expansión árabe de su comercio exterior

Desde 2017, los Emiratos Árabes Unidos empezaron a inyectar recursos con más fuerza en la región. El foco ha estado puesto en energías renovables y alimentos.
Por Déborah Donoso Moya / Foto: Cámara Internacional de Dubái I Publicado: Miércoles 7 de septiembre de 2022 I 09:46
Comparte en:

Aunque tiene una población pequeña en cantidad, el poderío económico de los Emiratos Árabes -que tiene uno de los PIB más altos del mundo- se está abriendo paso en Latinoamérica, donde ya disponen de cuatro oficinas comerciales. En inversiones, su foco ha estado puesto en las energías renovables y los alimentos.

El país que une a los siete emiratos tiene un especial interés en mercados emergentes como África y América Latina. En este lado del mundo, tiene cámaras de comercio en Panamá, Brasil, Argentina y México, y busca aumentar esa presencia en el mediano plazo.

El interés viene dado por dos temas relevantes, explica el fundador de la consultora de negocios ChileArab Advisors y exembajador en Emiratos, Jorge Deccarett: “La oportunidad de invertir en energía renovable, ya que la mayoría de nuestros países están orientados a la descarbonización en 2030; y ven a la región como proveedora de alimentos, porque para ellos es importante la seguridad alimentaria”.

Se estima que a la fecha los fondos árabes han invertido en Brasil, su puerta de entrada al continente, más de US$ 20.000 millones. En Chile se suman otros US$ 2.500 millones, en Argentina más de US$ 1.000 millones en infraestructura y en Colombia otros US$ 80 millones.

Además, el plan sería seguir aumentando en línea con la nueva estrategia para impulsar el comercio exterior, expuesta en la apertura de la nueva oficina de la Cámara Internacional de Dubái por Mohammed Bin Rashid Al Maktoum, vicepresidente y primer ministro de los Emiratos Árabes Unidos y gobernante de Dubái, quien busca hacer crecer sus relaciones comerciales globales a más de US$ 544.500 millones.

"Demostrar rentabilidad y capacidad de monetización es el gran desafío de hoy para los emprendedores"

Oportunidades en la región

Una fuente que conoce de cerca estas inversiones explicó que no hay un país específico para llevar sus recursos, sino que buscan aquellos que tienen un marco económico, jurídico y técnico adecuado, como sería el caso de Brasil, Perú, Colombia, Chile y Argentina.

Brasil es uno de los socios comerciales “más grandes” para los fondos árabes por su potencia industrial y exportadora.

Deccarett agregó que esa nación "ha sido la puerta de entrada a Latinoamérica por un trabajo sistemático que empezó con el Presidente Luiz Inácio Lula da Silva hace años atrás. Colombia también es interesante, ya que en el gobierno de Juan Manuel Santos -y se fortaleció con Iván Duque- empezaron a tener un acercamiento a la región del golfo arábico, por medio de muchos acuerdos de doble tributación y era un país virgen en cuanto a oportunidades de inversión”.

A ellos, han ido incorporando otras latitudes, como Costa Rica donde han incursionado en energía renovables, al igual que en Uruguay.

Hay una agenda donde están todos los países de Centroamérica. Ellos tienen en Abu Dabi una agencia de energía renovables cuya intención es unir líneas de transmisión eléctrica desde México a Colombia pasando por los seis países de Centroamérica”, explicó Deccarett.

A su juicio, dado que las economías árabes se basan en el petróleo, “están buscando diversificarse en partes del mundo”.

Tres miradas internacionales sobre el rechazo de Chile a la Constitución

Inversiones

Actualmente, los fondos árabes tienen diversas inversiones en Latinoamérica, siendo las más fuertes en materia de logística y turismo. Entre esas está su ingreso a la gigante logística DP World, con la cual ha adquirido diversas operaciones en la región, lo que se suma al manejo de uno de los sitios de Terminales Río de la Plata en Argentina.

En este último mercado, invertirá cerca de US$ 1.000 millones en energía renovable e hidrógeno verde a 2023. 

En el caso de Perú, los fondos árabes ya invierten más de US$ 1.600 millones anuales en infraestructura, energía y agroindustria.

Los últimos anuncios de inversiones de capital privado en Latinoamérica tienen relación con la alianza que hizo Royal Group con el empresario colombiano Jaime Gilinski para ser, en conjunto, accionistas mayoritarios de la gigante colombiana de alimentos Nutresa. Asimismo, en Brasil, el fondo Mubadala presentó una OPA por Zamp, matriz de las franquicias de Burger King y Popeye´s.

Además de eso, hay más inversiones en materia privada en alimentos, establecimientos agropecuarios, equipos de polo (Ellerstina, de capitales emiratíes). Se espera que en el futuro, los capitales se vayan a minería y también a pisciculturas, ya que hay interés para explorar en toda la región en ese mercado.

Mercedes-Benz despedirá a 3.600 trabajadores en Brasil por presiones de costos en la industria

Comparte en: