Close

Le Grand: la historia del restaurante tipo francés que se abre paso en la gastronomía bogotana

Con solo 36 años, la comunicadora social colombiana Catalina Cifuentes administra junto a su amigo y socio, Jairo Cruz, el café y brasserie “que no descansa”. Abren todos los días de la semana, desde el desayuno hasta la cena.
Por Déborah Donoso Moya / Foto: Le Grand I Publicado: Jueves 22 de diciembre de 2022 I 08:00
Comparte en:

Amplios e iluminados espacios, y mosaicos en blanco negro dan la bienvenida a un pedacito de Francia en Bogotá. El espacio es arquitectónicamente sobresaliente y la decoración, sin ser vintage, evoca los grandes cafés parisinos de mitad del siglo pasado.

Se trata de Le Grand 92, uno de los restaurantes que administra Catalina Cifuentes, comunicadora social colombiana que inspiró esta apuesta en su mala experiencia con la comida de la época de universitaria.

“Terminando la universidad, me fui a vivir a Londres seis meses. Allá me enamoré de un concepto de negocio de crepes, como un carrito, y dije: ¡Uy! A Bogotá le hace falta eso en las universidades. Me di cuenta que la comida dentro de las universidades era muy mala, así que empecé a montar mis propias ferias, cercanas a los centros de estudio. Alcancé a tener cuatro en diferentes universidades en Bogotá, y de ahí conocí a mi socio”, contó a DFSUD.com la ejecutiva de 36 años..

Pero, además de restaurante, Le Grand -construido en medio de la crisis sanitaria en 2020- es un café brasserie que ha logrado ganar notoriedad por su oferta en bollería. “Muchos destacan que los croissants son muy ricos. Básicamente, nuestro producto estrella es la bollería. Pero también tenemos los raviolis de setas y el pulpo, muy ricos”, detalló.

Y es que el local tiene su propia panadería y pastelería, pero, además, el extenso menú (que también incluye los famosos macarons, buenos vinos, y tabla de quesos y carnes fue creado por el reconocido chef colombiano Koldo Miranda.

Las opciones dan para cubrir las cuatro comidas del día a día, considerando que el restaurante abre a las 8:00 de la mañana, para desayunos, y cierra a las 22:00 horas, con la cena.
Los chefs a cargo son María Alexandra Donado y David Sánchez, quienes forman la plantilla junto a cerca de 60 empleados; en total cuentan con unos 200 colaboradores.

De Caracas a Washington: la historia de los chefs venezolanos que se abren camino en la capital de EEUU

La historia de la alianza

Le Grand es hoy producto de una amistad que derivó en asociación. Cuando Cifuentes regresó a Bogotá desde la capital británica empezó a trabajar en asesorías de restaurantes, lo que la llevó a conocer a Jairo Cruz.

Él ya tenía dos establecimientos operando y supo que Catalina tenía ansias de subirse al carro gastronómico.

Juntos, ya como socios, empezaron a buscar personas con capital para crear y administrar nuevos locales. Actualmente son ocho inversionistas alineados; algunos han entrado y otros han salido, y dos son externos, pues no se trata de personas naturales.

“Empezamos con Vito, en 2015, y fuimos creciendo juntos. Luego de un tiempo, tuve hijos, di un un paso al costado con los restaurantes y quedé recibiendo solo las utilidades, pero poco a poco he vuelto a retomar” la actividad diaria, contó la ejecutiva.

Restaurantes de lujo

Cifuentes administra, por ahora, dos restaurantes. Le Grand 92, considerado la estrella de la sociedad con Cruz, y el italiano Vito, ubicado en la famosa zona de Chapinero, en la capital colombiana.

En 2017 tuvieron uno que se llamaba León, pero que tuvieron que cerrar durante la pandemia, “ya que no pudimos llegar a un acuerdo con la arrendataria de la casa”, recuerda la comunicadora.

Este hoy solo funciona con pedidos a través de la aplicación de reparto Rappi, pero “en los planes de los inversionistas está volver a abrirlo” en 2023.

Al abanico de opciones se suma Le Grand 116, un nuevo local que fue inaugurado el 17 de noviembre pasado. “Y estamos en construcción de otro que se llama Le Grand Garden, que va a estar en el Centro Comercial Andino y que abriremos en enero o febrero. Estará ubicado en el cuarto piso de uno -sino el único- de los centros comerciales más lujosos de Bogotá”.

El viaje de Olichen: cocina chilena, con denominación de orígen y con sabor a hogar

Espacio para crecer

A diferencia de lo que se puede pensar que sucede en Bogotá, al ser la capital del país y muy turística, aún queda mucho espacio por cubrir.

“Digamos que en Bogotá, especialmente el sector gastronómico, es amplio. Hay muy buenos restaurantes, hay grupos de restauranteros muy fuertes. Somos una ciudad medio caótica y a mucha gente no le da tiempo de ir a su casa a almorzar. Entonces, el sector gastronómico en Bogotá es especialmente muy positivo”, detalló Cifuentes.

En ese sentido, comentó que siempre hay competidores y, al mismo tiempo, siempre hay nuevos conceptos surgiendo.

Respecto de su crecimiento con la marca Le Grand, la comunicadora social detalló que “inicialmente queremos crecer más en Bogotá como grupo”.

No descarta expandirse a otras ciudades o incluso países -como ya evaluaron, por ejemplo Panamá-, pero aseguró que prefieren “ser precavidos antes de decidir si vamos a abrir en algún lugar”. “O sea, si abrimos en la costa, en Cartagena o Barranquilla, debe haber un socio que esté en esa zona”, argumentó.

Por el momento, los restaurantes están explotando el negocio de eventos, área en la que se enfoca precisamente Cifuentes. “Hemos tenido bautizos, primeras comuniones, cumpleaños, cierre de año de las empresas. Hemos manejado un montón de lanzamientos de productos”, contó.

Comparte en: