Close

Mexicana Femsa logra aprobación para expandir Oxxo en Chile

La operación implica la compra de los 126 locales OK Market, que están ubicados principalmente en las regiones Metropolitana, de Valparaíso y del Biobío.
Por Camila Bohle, Diario Financiero Chile I Publicado: Viernes 26 de noviembre de 2021 I 11:34
Comparte en:

A poco más de un año de que la mexicana Femsa anunciara un acuerdo con SMU, uno de los tres grupos supermercadistas más grandes de Chile, informara que había acordado la compra de su unidad de tiendas de conveniencia OK Market a la mexicana Femsa, que opera a través de Oxxo, la Fiscalía Nacional Económica de Chile informó que aprobó la operación de concentración, la que está sujeta al cumplimiento de medidas de mitigación.

La operación implica la compra de los 126 locales OK Market, que están ubicados principalmente en las regiones Metropolitana, de Valparaíso y del BioBío. Según había comunicado la firma en octubre del año pasado, el acuerdo implicaba un pago cercano a los US$ 55 millones.

De acuerdo a un comunicado de la FNE, en la investigación -que se encontraba en Fase II de análisis- se verificó que "la operación implica la concentración de los actores que se ejercen la mayor presión competitiva en el segmento local de tiendas de conveniencia, por sobre otros actores de este mismo formato y de otros relacionados como estaciones de servicio, almacenes de barrio y similares, debido a variables como el número de locales, ubicación geográfica, superficies de venta y mix de productos".

Debido a los riesgos competitivos que encontró la Fiscalía, las partes ofrecieron una medida que consiste en "la desinversión a un comprador adecuado de un paquete de activos conformado por 16 tiendas de conveniencia de ambas marcas, ubicadas en mercados geográficos considerados como "riesgosos" por la FNE".

Según detalló, esto se realizará una vez que el organismo apruebe la identidad del eventual comprador.

Esta es la primera vez que se utiliza una medida de desinversión desde que empezó a operar el régimen de control de fusiones en Chile, que opera desde junio del 2017.

Además de esto, las empresas también propusieron dos medidas conductuales. La primera es la renuncia a todas las cláusulas de exclusividad pactadas en contratos de arrendamiento de los locales de ambas marcas, junto con el compromiso de no incluir, por un plazo de 10 años, dichas cláusulas en futuros contratos con terceros.

A esto se suma la obligación de mantener abiertas, por tres años, las tiendas de OK Market que Oxxo proyectaba cerrar al concretar la operación.

"Para la FNE, estas medidas son efectivas, ya que responden directamente a la fuente de los riesgos competitivos identificados, permitiendo que el comprador que adquiera el paquete se encuentre en condiciones de reestablecer la presión competitiva pérdida debido a la concentración", comunicó el organismo.

En una declaración, SMU señaló que en relación a la resolución de la FNE, "como compañía seguiremos avanzando en el proceso de venta informado el 8 de octubre de 2020. La materialización de la transacción está sujeta a las medidas propuestas por las partes, la realización de un proceso de due dilligence confirmatorio por la parte compradora y la posterior firma del contrato de compraventa de acciones".

Los riesgos que encontró la FNE

Si bien el informe de aprobación de esta operación será publicado una vez realizada la versión pública de los documentos, el organismo dirigido por Ricardo Riesco adelantó los riesgos que se encontraron en la investigación.

Según se informó, se verificó que con esta operación Oxxo "tendría los incentivos y la habilidad suficiente para incrementar los precios de los productos que comercializa".

"La FNE concluyó que existen ciertos mercados geográficos en los cuales OK Market y Oxxo traslapan sus actividades, los que fueron calificados como "riesgosos" porque, si la operación fuese cerrada sin medidas, en ellos las partes quedarían como las únicas tiendas de conveniencia; o se pasaría de tres actores a dos; o no habría otros actores relevantes capaces de ejercer presión competitiva suficiente a la entidad fusionada", dijo el organismo.

Otro riesgo es que antes de que surgiera la posibilidad de concretar la operación, las empresas planeaban abrir nuevas tiendas en zonas donde la contraria ya tenía presencia. Es así que se concluyó que "la adquisición reduciría la competencia dinámica, al eliminar a OK Market como un competidor potencial en nuevos mercados y que, además, la operación conllevaría el cierre de algunos locales operados por esta firma".

Asimismo, el organismo detectó cláusulas de exclusividad en al menos 56 contratos de arrendamiento de locales de OK Market y Oxxo, las que señaló "dificultarían la entrada de otros actores al segmento de tiendas de conveniencia en esas zonas, pudiendo transformarse en barreras artificiales a la entrada y a la expansión de otros actores".

Comparte en: