Close

Los nuevos unicornios y las rondas de inversión millonarias que dejó 2022 en Latinoamérica

En medio de un turbulento año, nueve startups alcanzaron la valorización de US$ 1.000 millones lideradas por las fintech. Para 2023 los expertos ven un escenario similar, con ajustes y correcciones en el ecosistema.
Por Renato Olmos, DF / Foto: I Publicado: Lunes 9 de enero de 2023 I 08:30
Comparte en:

En 2022 el ecosistema de startups tecnológicas de Latinoamérica debió sortear las correcciones del mercado en medio de una crisis global que amenaza con agudizarse en 2023. No obstante, el primer semestre arrojó cifras positivas, nueve unicornios -startups valorizadas en US$ 1.000 millones- y cerca de 20 rondas de inversión sobre los US$ 50 millones.

A partir del segundo semestre, el escenario dio un giro y en línea con lo que estaba ocurriendo en el mundo, se registraron despidos masivos en startups regionales, lo que se replicó en algunas chilenas como NotCo, Betterfly y Migrante, lo que fue interpretado como “ajustes naturales del mercado”.

Según registros de CB Insights y Startupeable, en el primer trimestre del año alcanzaron esta categoría la argentina especializada en satélites, Satellogic; la insurtech chilena, Betterfly que se transformó en el primer unicornio social de la región; y las fintech Neón, de Brasil y la mexicana Jeeves, las que cerraron rondas de inversión de entre US$ 122 millones y US$ 300 millones.

Mayo fue el turno de la proptech -tecnología inmobiliaria- colombiana Habi, de la startup mexicana de logística Nowports y de la fintech brasileña Dock, que alcanzaron esta categoría con rondas de US$ 390 millones, US$ 150 millones y US$ 110 millones, respectivamente.

En junio y julio las fintech Kushki de Ecuador y la mexicana Stori, cerraron rondas por US$ 194 millones y US$ 399 millones, alcanzando esta categoría.

Los nuevos unicornios captaron poco más de US$ 2 mil millones, que se sumaron a otros levantamientos sobre los US$ 50 millones -como los de las chilenas NotCo y Xeppelin- totalizando US$ 4.098 millones.

Montaña rusa

Para los expertos, 2022 fue un año mixto, donde predominaron los ajustes del mercado de años previos con crecimientos y levantamientos de capital por montos millonarios.

Alan Farcas, fundador de Impacta VC, dice que el año fue parecido a una montaña rusa, con un arranque que partió con el resto de la “locura de inversiones” vividas en 2021 con rondas grandes y emprendimientos que levantaron mucho capital de manera “relativamente fácil”, en contraste con un segundo semestre marcado por la crisis global y que afectó en mayor medida a compañías y startups más grandes y con valorizaciones altas.

Este proceso lo atribuye a un ajuste natural del mercado debido a que muchos de los fundamentos económicos de algunas compañías no se justificaban. “En el ecosistema de inversión de capital de riesgo hubo un entendimiento de que estaban en una vorágine absurda y que realmente las rondas, valores y gastos eran excesivos”, explica Farcas.

Una mirada similar tiene el managing partner de Genesis Ventures, Andrés Meirovich, quien señala que 2022 fue el año de los fundamentos económicos, escenario en el que estos tomaron un valor relevante por sobre el mero crecimiento. “Fue más restrictivo que 2020 y 2021, que fueron años espuma”, afirma.

Y si bien lamenta que muchas empresas tuvieran que atravesar tiempos complejos, cree que este ajuste es “muy sano”, pues genera que el ecosistema sea sustentable y que las startups no dependan permanentemente de rondas para justificar sus valorizaciones.

Para Evelyn Von Bischhoffshausen, general partner de Kayyak Ventures, 2022 fue un año “desafiante” para las startups en la región, principalmente al contexto económico global. “Antes los inversionistas estaban dispuestos a tomar más riesgos en un escenario de exceso de liquidez y capital y bajas tasas. Sin embargo, ahora entramos en otra parte del ciclo, caracterizado por presiones inflacionarias y aumento de tasas de interés”, señala.

Dice que la inversión de capital de riesgo se desaceleró en línea con la tendencia global y la caída de las acciones de tecnológicas en los mercados, lo que afectó a aquellas empresas que están en etapas de inversión más avanzadas. Además, señala que las industrias que lideraron el crecimiento durante ese año fueron fintech, ERP y e-commerce.

 

Proyecciones 2023

Acerca del panorama para este año, los expertos proyectan que será similar al anterior: continuarán  las correcciones en las startups de todos los tamaños y con un acceso a capital más restrictivo. ¿Veremos el nacimiento de unicornios? Sí, pero en menor medida, dicen.

Farcas comenta que en 2023 para la startups pre serie A, que estén validando su modelo de negocio y con gastos bajos, habrá ajustes “más fáciles de sortear y el castigo no será tan grande”. Pero, para aquellas con valorizaciones sobre los US$ 50 millones será “más complicado”, en parte porque el mercado exigirá fundamentos económicos que validen esas valorizaciones. “Es probable que tengan que bajar gastos y revalidarse para sobrevivir probando ser lo que decían que eran”, sostiene.

Meirovich ve un escenario similar, marcado por la incertidumbre del mercado, lo que impactará en más despidos y ajustes. Acerca de la industria de capital de riesgo, señala que sí habrá dinero para seguir invirtiendo, pero será más restrictivo y con más exigencias para las startups que deberán demostrar “modelos más claros y rentabilidad”.

Sobre el surgimiento de nuevos unicornios, dice que habrá menos que el año pasado debido a que las valorizaciones y rondas bajarán. “De todas formas, lo importante es generar rentabilidad y que las empresas se sustenten y que generen productos que tengan valor”.

Comparte en: