Close

La decisión del Banco Central de Brasil que sacudió a FinTech como Nubank, Pago Seguro y Stone

Entidad anunció hace unos días normas más estrictas de operación para este tipo de compañías, lo que hizo mover las acciones.
Por Déborah Donoso Moya / Foto: Nuban I Publicado: Miercoles 16 de marzo de 2022 I 15:50
Comparte en:

Una sacudida importante tuvieron las acciones de las principales FinTech brasileñas, como Nubank, Stone y PagoSeguro.Esto, porque las firmas tecnológicas sufrieron fuertes caídas en sus cotizaciones durante las jornadas del viernes 11 y el lunes 14 de marzo.

¿El motivo? La decisión del Banco Central de Brasil de ampliar el requerimiento prudencial para las instituciones de pago, dependiendo de su tamaño y complejidad, lo que supone un alza de entre 10% y 15% en el requerimiento de capital previsto anteriormente

Tras esto, los papeles de las FinTech brasileñas se fueron en picada. Nubank acumuló una caída superior al 14%, hasta llegar a un precio por acción de 5,12 reales brasileños por papel. En tanto, Stone retrocedió más de 13%, hasta los US$ 8,42 por acción. Pago Seguro, otro de los actores relevantes, fue el que menos se vio afectado, -6%.

Según reportes locales, la medida impulsada por el Banco Central responde a los reclamos de asimetrías regulatorias que habían realizado las grandes entidades financieras. El argumento de fondo, es que las FinTech tenían el potencial de generar un riesgo sistémico.

Sin embargo, tras dos jornadas negras, se comenzaron a ver signos de recuperación. Nubank repuntó levemente (1,37%)  durante el martes, así como PagoSeguro (4,8%) y Stone, que este miércoles se está recuperando de tres caídas consecutivas.

Efecto en Nubank, PagoSeguro y Stone

Tras todo este remezón, Nubank salió a señalar que tiene una “posición de capital fuerte y adecuada” para cumplir con los requisitos establecidos por la autoridad monetaria.

En un comunicado explicó que “teniendo en cuenta que el requerimiento de capital nunca se ha considerado una ventaja competitiva, este cambio no tiene un impacto significativo en nuestro modelo de negocio, ni en nuestra capacidad de crecimiento”.

Por lo tanto, esta acomodación de las normativas generarán un aumento en los requisitos de capital aplicables a los negocios de tarjetas de crédito (alineándolos con las pautas de Basilea III), “mientras que los requisitos de capital para nuestros otros negocios se mantienen prácticamente sin cambios”, detalló.

PagoSeguro señaló que el cambio normativo tendrá un efecto “menor” sobre su operación, esto considerando que ya incluye un banco, PagBank, el que cerró 2021 con más de 13,1 usuarios activos. 

“Las normas publicadas mejoran la sistematización de los requisitos regulatorios de manera proporcional y consideran los diferentes modelos de negocio”, detalló en un comunicado, añadiendo que “en la actividad de pagos, PagBank de PagoSeguro ya tiene el 100% de las reservas en bonos del Estado para cuentas de pago”.

Stone fue más positivo y subrayó en un comunicado que “la nueva regulación reconoce que las actividades de cuenta de pago y de adquisición no plantean riesgos sistémicos y deben regularse de manera diferente a otras actividades financieras”.

Pero aún queda mucho camino por andar. Esto porque los efectos del nuevo marco regulatorio dependerá de otras reglas que revisará el Banco Central, tal como la relativa a la consulta pública 80, que trata sobre el cálculo del requerimiento de capital de las exposiciones de riesgo al crédito.

 

En qué consiste la normativa

De acuerdo con lo informado por el ente emisor, las empresas de pago, como Nubank u otras FinTech, tendrán reglas proporcionales a su tamaño y complejidad. Esto no implica una barrera de entrada para nuevos competidores, sino que se realizó “con el fin de incrementar la competencia en el sistema y la inclusión financiera”.

Para la clasificadora de riesgo Fitch Ratings, el nuevo marco es “positivo”, ya que “reduce el riesgo sistémico” al aumentar requisitos de capital solo para las entidades de mayor tamaño. A esto, añadió que muchas de las tecnológicas locales ya estaban preparadas para este cambio normativo.

Estas medidas se empezarán a aplicar gradualmente desde 2023, con un plazo definitivo de 2025 y, a grandes rasgos, implica que el Banco Central de Brasil comienza a exigir más capital a las instituciones de pago más grandes. 

El economista argentino Ignacio Carballo, comentó que “sabemos que Brasil es el Ecosistema FinTech más dinámico y vanguardista de toda la región. No solo destaca en una cantidad superlativamente mayor de firmas, sino también en atracción y levantamiento de capital”, pero ante la decisión del ente emisor, explicó que este organismo tiene “mucho que ver” en el éxito del sector, por eso “la regulación debe ajustarse mucho al pasar de un sector incipiente a uno maduro”.

Comparte en: