Close

Reforma tributaria de Colombia recaudará menos de lo pensado inicialmente

Este miércoles podría empezar la votación en el Congreso luego de tres semanas de reuniones para hacer ajustes con los ponentes.
Por La República, Colombia / Foto: La República I Publicado: Martes 4 de octubre de 2022 I 18:50
Comparte en:

Hace casi dos meses el Gobierno de Gustavo Petro radicó la reforma tributaria que según el Ministerio de Hacienda se enfoca en dos puntos, "mayor recaudo por parte de quienes más tienen", y una meta de 25 billones (unos US$ 5.600 millones), que ahora con ajustes de las últimas tres semanas en reuniones con los ponentes bajó el objetivo a 22 billones de pesos, (unos US$ 4.900 millones).

Hasta altas horas de la noche del lunes, en la Casa de Nariño, se hizo una penúltima reunión entre el equipo del Gobierno y los ponentes de la reforma. Incluso el pasado jueves el mismo ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo, también reconoció que el recaudo sí será menor. "Estimamos 22 billones, me parece una buena cifra y gradualmente con efectos de lucha contra la evasión y fortalecimiento de la Dian 25 billones graduales hasta el cuarto año. Con esta reforma por fin Colombia está en la línea de tributación como porcentaje del PIB de un país latinoamericano, Colombia siempre ha estado por debajo de los países de la región en temas tributarios, seguiremos distantes de la Ocde", agregó Ocampo.

De hecho el tema de sanciones para evasores y la cárcel para los montos más grandes fue lo que alargó la discusión entre el Gobierno y los ponentes. Ahora que hay acuerdo, este miércoles se votaría en el Congreso la ponencia.

Una de las características de la reforma era que todos los ingresos se trataran por igual. Esto quería decir que los dividendos entrarían a la tabla de tarifas marginales de renta que van de 0% a 39%, según los ingresos. Pero el MinHacienda acordó con los ponentes que ya no harán parte de esta tabla, sino que tendrán un descuento de 19%, con una tasa máxima de 20% para mantener la progresividad.

“La ventaja de esa norma es que permanece la unidad de contabilidad de ingresos, pero reconoce que hay doble tributación. Entonces se descuenta 19%, porque ese es el impuesto que paga una persona que gana $10 millones mensuales”, explicó Ocampo.

De ese modo, el pequeño accionistas no pagaría impuestos adicionales sobre dividendos. Y el tope llegará solo hasta 20%, para los de altos ingresos.

Para mayor información, visita La República.

Comparte en: