Close

Conflictos sociales en Perú siguen al alza y septiembre fue el mes más activo en un año

Solo en el noveno mes se registraron cinco nuevos episodios activos, para un total de 211. La industria con más incidencias es la minería.
Por Déborah Donoso Moya / Foto: Gestión I Publicado: Viernes 14 de octubre de 2022 I 16:34
Comparte en:

Un alza anual de 7% en conflictos sociales registró la Defensoría del Pueblo de Perú durante septiembre, lo que representa la aparición de cinco casos nuevos, siendo el mes más activo en el último año. 

De esta manera, la cifra pasó a 211 eventos (entre activos y latentes) durante el noveno mes frente a los 198 que había registrado en el mismo periodo de 2021.

“La Defensoría del Pueblo da cuenta de la existencia de 152 conflictos activos (expresados públicamente) durante el mes, de los cuales el 69,1% (es decir, 105) corresponde a conflictos del tipo socioambiental”, detalló el organismo en su reporte mensual N° 223.

A ello le siguen los eventos de tipo comunal con 9,9%, mientras que los asuntos de gobierno nacional ocupan el tercer puesto con el 8,6%.

Considerando el tipo de industria que gatilla los eventos, en este caso de tipo socioambiental, la minería es el factor principal. Un 66,9% (es decir, 91 eventos) está relacionado con esta área, mientras que los involucran a las actividades hidrocarburíferas ocupan el segundo puesto, con 26 registros (19,1%).

Ello se vio reflejado en septiembre, con tres de los cinco casos nuevos dentro del sector minero. Arequipa, Cusco, Lima y Loreto son las ciudades donde se concentran estos eventos. De hecho, uno está vinculado a la minera Anglo American y su proyecto de Quellaveco, que ha enfrentado problemas de permisos y, más recientemente, de derechos de agua. 

También se dio el caso de las demandas sociales de las comunidades de Yauyos y Junín a la minera IRL Limited, con alcance en las ciudades de Junín y Lima. 

Organismo minero de Perú advierte que con gobierno de Castillo hay más conflictos en las minas y no solo en los proyectos

Diálogo y soluciones

No todo es negativo. El diálogo permitió que durante el mes se resolvieran dos conflictos  y que uno fuera retirado del registro por no presentar nuevos hechos durante un largo periodo por desinterés de las partes. 

Uno de los episodios que vio la luz verde fue el de la comunidad campesina de Chavín contra Nexa Resources (Cerro Lindo) para el cumplimiento del convenio marco de 2005. Ello llevó a la firma de un nuevo compromiso que contempla ejes de salud, empleo, infraestructura, proyectos productivos, entre otros. 

De acuerdo con el informe, durante lo que va de 2022 se han resuelto 15 conflictos.

Las Bambas

Uno de los conflictos más duraderos y que ha marcado la historia de la industria minera peruana tiene que ver con la minera Las Bambas, propiedad de la firma china MMG. 

Este año se han registrado diversas tomas y cierres de vías en torno al yacimiento por parte de las comunidades aledañas que exigen el cumplimiento de condiciones acordadas previamente con la empresa.

De acuerdo al informe, este conflicto en sí mismo se divide en dos. El primero es el de la Asociación de vivienda Los Manantiales, cuyo caso está en observación, mientras que el de la Comunidad Campesina de Fuerabamba está activo. Y es que “la comunidad anunció la posible medida de lucha debido a que no se llegó a acuerdo en la reunión del 10 de octubre de 2022”.

Otro de los conflictos que mantiene alerta a la Defensoría del Pueblo es el de la organización social de Espinar (Cusco) en contra del proyecto Antapaccay, de la firma suiza Glencore, a la que le exigen un bono de 2.000 soles (US$ 505).

De los casos activos, 115 están con diálogos en proceso, mientras que en el resto no hay conversaciones. 

Durante el mes, la Defensoría registró 351 acciones colectivas de protesta a nivel nacional, la cifra más alta desde marzo pasado (363). En términos interanuales, el crecimiento fue superior al 55% considerando que en septiembre de 2021 se registraron 226 eventos. 

En dichas acciones, tres personas resultaron heridas, la menor cifra desde diciembre de 2021, y que forman parte del total de 293 de todo el año. 

Respecto de las fatalidades, que suman 21 en 2022, el mes de junio fue el que presentó la mayor cantidad de víctimas.

Las Bambas evalúa que futuras compras de tierras se paguen a comunidades en partes

Comparte en: