Close

Venta de Citibanamex cambiaría el mapa del sistema financiero mexicano

Si alguno de los bancos más grandes de México se queda con este activo, podría desplazar a BBVA -el mayor actor de esta industria- al segundo lugar.
Por El Economista, editada por Natja Muñoz I Publicado: Jueves 13 de enero de 2022 I 09:33
Comparte en:

La venta de Banamex por parte del estadounidense Citigroup, anunciada el martes, cambiaría el mapa del sistema financiero mexicano. Esto, en especial si alguna de las instituciones que integran el llamado grupo de los siete más grandes, se quedará con el activo.

Aunque el proceso, según se ha dicho, tardaría meses en concretarse, especialistas ya han barajado algunos nombres entre los que se incluyen grupos financieros como Banorte, Santander, HSBC, Inbursa y Scotiabank.

Ninguno de estos ha hecho declaración al respecto, sin embargo, áreas de estudios económicos de instituciones como BofA Securities y Credit Suisse han señalado a éstas como las potenciales compradoras. En el caso de BBVA, aunque sus directivos han dicho que estarían interesados en seguir con su crecimiento en el país, los especialistas lo ven más difícil por temas de libre competencia y concentración del mercado.

Expertos estiman que Citibanamex podría tener un valor de entre US$ 12.500 millones y US$ 15.500 millones.

El nuevo mercado

Hoy, de acuerdo con la información más reciente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), a septiembre del 2021, Grupo Financiero BBVA lidera el mercado con el 24,5% del total de activos de la industria.

A éste le siguen Grupo Financiero Banorte con el 15,8% del total; Santander con el 14,6%; Banamex con el 13,5%; HSBC con el 6,5%; Scotiabank con el 5,6%, e Inbursa con el 4,9% del total.

En caso de que Banorte comprara Banamex, representaría casi el 30% del sistema. Si fuera Santander, quedaría con 28%. En ambos casos, BBVA pasaría al segundo lugar.

Si fuera HSBC el comprador, totalizaría el 20% del total; mientras si fuera Scotiabank llegaría al 19%; e Inbursa al 18.4% del total.

Lee el artículo completo de El Economista.

Comparte en: