Close

Inacción ante el cambio climático podría implicar la pérdida de 18 millones de empleos en Sudamérica

Estudio realizado por Deloitte en base a escenarios muestra los efectos económicos que traerá el cambio climático y lo compara con los réditos que podría traer tomar acciones para acelerar la baja de emisiones.
Por Andrés Pozo B. / Foto: Deloitte I Publicado: Miércoles 29 de junio de 2022 I 13:31
Comparte en:

Aunque ya no hay mayor debate respecto al cambio climático, la discusión en torno a sus efectos concretos en el desarrollo económico de los países sigue siendo un punto abierto, donde hace unos días la consultora internacional Deloitte intentó cuantificar con un análisis y proyección de escenarios.

A través del informe “Turning Point, un nuevo clima económico en Sudamérica”, que es parte de una mirada global sobre esta temática, la consultora contrastó a través de una serie de datos la diferencia entre actuar y no hacerlo, tomando medidas -por ejemplo- para acelerar la transición energética.

David Falcón, socio de Risk Advisory en Deloitte Chile, explicó que el no hacer nada tendría un impacto de gran magnitud en la región, lo que equivale a perder 12% del PIB en 2070. En valor actual, se estima en US$ 17.000 millones en ese entonces, a lo que se suma la destrucción de 18 millones de empleos.

“Para lograr esas métricas, se analizaron focos de acción, temáticas, a través de seis factores: estrés térmico, aumento del nivel del mar (que implica pérdida de tierras productivas), daños en infraestructura que afectan la productividad, salud humana (aumento enfermedades y mortalidad), turismo y, finalmente, agricultura (cómo afecta el cambio climático, estrés hídrico)”, explicó Falcón y resumió: “Los impactos en Sudamérica son significativos e importantes si no hacemos nada”.

David Falcón, socio de Risk Advisory en Deloitte Chile. Foto: Deloitte

Tomar las medidas

Por el contrario, pusieron sobre la mesa todo lo que pasaría si los países tomaran las medidas que requieren para afrontar el cambio climático, por ejemplo reduciendo las emisiones y acelerando la transición energética.

¿Qué acciones son esas? Hay muchos elementos -dice Falcón-, pero el centro está relacionado con política energética, donde se podrían acelerar las políticas de acción para bajar emisiones e inversión en nuevas tecnologías.

Lo grafica así: “En Sudamérica tenemos grandes bosques, varios ecosistemas que cuidar. Cómo aplicamos una cobertura y alza de precios al carbono, por ejemplo, haciendo fuerte el pago de una multa por afectar estos ecosistemas, que evite que se haga”.

Además, en temas como energías renovables, dice que ya no solo los países deben tomar medidas de forma independiente, sino que también de manera conjunta, apuntando a la interconexión energética. 

Por ejemplo, aprovechando lo que está haciendo Chile en materia de energía  renovable o Brasil en biocombustibles.

Según datos del estudio, si se aplican medidas ante el cambio climático, en 2045 América del Sur podría alcanzar un punto de inflexión, donde todo lo que implica en inversión para hacer esto, comienza a generar retornos. A 2070 se podrían crear 2 millones de empleos más y un beneficio en la economía de 1% del PIB, equivalente a unos US$ 150 mil millones.

Las apuestas de las empresas de la región para lograr la carbono neutralidad

¿Invertir o no invertir?

A fin de cuentas, dice Falcón el financiamiento para este tipo de inversiones está ahí, esperando que aparezcan los proyectos. Se proyecta que a 2025, el 30% de los fondos van a tener componentes sostenibles, sociales, ambientales, lo que implicará que la demanda por proyectos de este tipo sea tan alta que no habrá capacidad para entregarlos.

“Es decir, sobra plata, necesitamos proyectos para invertir en este tipo de categorías”, resume.

A su juicio, esto se está volviendo una obligación porque los inversionistas ya lo están pidiendo, pero además hay una presión social que ha motivado a los actores políticos a empujar este carro.

Suscríbete a nuestro Newsletter con las Claves de América y Lo Más Leído de la Semana en DFSUD.

Comparte en:

Lina Contreras, Gerenta de Restaurantes de Uber Eats Cono Sur, Región Andina y el Caribe.

Personaje

AEROCARDAL / STUDIO DF