Close

El sueño de Embraer de construir "autos voladores" comienza proceso para certificarse en Brasil

A través de Eve, la firma inició un proceso de obtención del Certificado de Tipo para aeronaves clasificadas como “categoría normal”.
Por Natja Muñoz C I Publicado: Jueves 10 de febrero de 2022 I 16:30
Comparte en:

Podría ser una película de ciencia ficción. Especies de autos voladores que agilizan el traslado de las personas en grandes ciudades. Tecnología que está desarrollando hace algunos años la brasileña Embraer, que desde 2020 le dio vida propia a su filial Eve, enfocada específicamente en soluciones de movilidad aérea urbana. 

La firma, que ha estado trabajando en el diseño de una nave eléctrica con capacidad de despegue y aterrizaje vertical, acaba de anunciar un paso relevante en su desarrollo. Esto, porque formalizó ante la Agencia Nacional de Aviación Civil (Anac) el proceso para obtener un Certificado de Tipo para su proyecto eVTOL.

La obtención de esta documentación es uno de los pasos más importantes para que la empresa inicie su operación comercial, prevista para 2026.

“La formalización del proceso de certificación eVTOL es un paso importante para la continuidad de las discusiones que se han llevado a cabo entre Eve y Anac hacia la certificación del vehículo para movilidad urbana”, dijo Luiz Felipe R. Valentini, director de Tecnología de Eve en un comunicado.

Esto -agregó- “permite que las instituciones evolucionen juntas en la definición de los requisitos y medios de cumplimiento aplicables a la certificación”.

Con la certificación, la empresa espera demostrar el cumplimiento de las normas técnicas internacionales y los requisitos de aeronavegabilidad.

Los pasos de Eve

Eve nació como parte de un programa para acelerar estos nuevos negocios, que la firma brasileña hace a través de Embraer X, creada en 2017. En diciembre, anunciaron una combinación de negocios con Zanite, lo que les permtirá cotizar en la bolsa de Nueva York.

Zanite es una empresa que cotiza en EEUU y que se formó con el fin de efectuar una fusión con una o más empresas en las áreas de aviación. La operación debe pasar aprobaciones regulatorias y se espera que hacia mediados de año pueda estar lista.

Según se informó, el valor empresarial implícito de Eve es de US$ 2.4 mil millones.

El “auto volador” de Eve tiene como objetivo ofrecer un transporte cómodo, silencioso y sin emisiones de carbono. Inicialmente estará tripulado y tendrá capacidad para cuatro pasajeros. La firma ya ha logrado 17 asociaciones a través de cartas de intención no vinculantes, lo que se traduce en un potencial de 1.735 mil aviones pedidos, valorados en US$ 5.200 millones. Así, la firma proyecta ingresos de US$ 4.500 millones en 2030 y una participación de mercado del 15%.

Comparte en: