ES NOTICIA:

Close

Los factores que presionan la operación de Entel en Perú y que impulsaron el despido de al menos 9% de su plantilla

Alta competencia, inflación y cambios tecnológicos, además de la coyuntura política y los desastres naturales, llevaron a reorganizar la operación para atender una demanda que también ha cambiado con la transformación digital.
Por María Gabriela Arteaga / Foto: Archivo I Publicado: Jueves 30 de marzo de 2023 I 16:49
Comparte en:

Un contexto de alta competencia, inflación y cambios tecnológicos, además de la coyuntura política y el impacto del ciclón Yaku hace unas semanas en Perú, han presionado la operación de Entel en ese país, firma que anunció este miércoles el despido del 9% de su plantilla (contando los 2.089 colaboradores que tenía al cierre de 2021, la última cifra oficial en el reporte de sostenibilidad más reciente).

Fueron 180 trabajadores removidos de la operación local, una decisión que fue justificada como parte de la reorganización que hizo la compañía también en Chile, con miras a potenciar las soluciones digitales, con foco en el crecimiento de este tipo de servicios favorecidos por la nueva red 5G.

En Chile, en tanto, los movimientos afectaron a aproximadamente un 5,5% de la nómina, compuesta -al cierre de 2021- por 4.204 personas.

“Operamos en un entorno muy dinámico y competitivo. Nuestro negocio existe para fomentar los cambios y potenciar nuevas experiencias a través de la tecnología”, dijo la firma en un comunicado.

Pero, ¿qué ha pasado en Perú, específicamente, cuando ese mercado habría sido el impulsor de los buenos resultados al cierre de 2022?

Entel y planes en Perú: "Hemos hecho inversiones necesarias en infraestructura de redes para seguir creciendo"

Razones de los despidos

En la entrevista que dio la semana pasada el gerente general de Entel Perú, Alexis Licci, al diario Gestión, el ejecutivo reconocía que el contexto actual ha cambiado significativamente, con “un mercado sumamente dinámico y competitivo”.

“Hemos estado mejorando nuestra cobertura en el país, con fuerte impulso de crecimiento en zonas de las periferias de las ciudades importantes, con infraestructura compartida. Además, estamos agregando líneas adicionales para nuestros clientes (planes para la familia)”, comentó.

A ello sumó la apuesta por desplegar la tecnología de quinta generación, aunque sinceró que “el crecimiento fuerte será cuando se reordenen las bandas y se tenga claridad donde invertir”.

Y es que la compañía ha venido justamente reenfocando sus esfuerzos para ampliar la base de clientes y potenciar ese negocio, con miras a fortalecer su peso en el sector.

Desde la empresa, aseguraron a DFSUD que los cambios internos han tenido que ver con la transformación de la industria y la necesidad de adaptarse a los avances.

En ese respecto, en estos momentos hay nuevos perfiles por cubrir, porque la demanda es muy diferente a 2013 cuando adquirió Nextel e incluso a 2014 cuando pasó a ser Entel Perú, con dos operadores concentrando el 90% del mercado.

Actualmente, indicaron, prima la transformación digital, la automatización y el abordaje de temas como la ciberseguridad.

Colombia cerraría el año 2023 dando el primer paso hacia el 5G con su primera subasta en el tercer trimestre

Operación en cifras

Si bien la compañía cerró 2022 con un alza de 28% interanual en sus ingresos, apuntalado por mayores ventas en Perú y por el negocio fijo de fibra óptica en Chile, en su último reporte de resultados reconoció que el costo de las operaciones en ese ejercicio también subió (10% anual) por efecto de “la inflación, el efecto del tipo de cambio soles/pesos, y los costos de arrendamiento debido a la expansión del centro de datos y la red”.
Para este año, eso sigue siendo motivo de atención para la compañía. “Es un año un poco especial. El crecimiento de la economía después la pandemia se ha reducido. Las expectativas este año tienden a ser un poco más bajas en ingresos, pero seguimos siendo muy agresivos”, aseguró Licci.
Eso sí, los planes de inversiones se mantienen y, pese a que falta la aprobación de la Junta de Accionistas -que se hará en Santiago el 25 de abril- se manejan cifras en torno a los US$ 150 millones, en línea con el plan del año pasado.
Por otro lado, el ejecutivo dijo que el objetivo para el ejercicio en curso es crecer en participación de mercado y superar el 30% de la torta de la división de telefonía móvil, donde tiene 10 millones de abonados.

Comparte en: