Close

Latam abrirá 34 rutas este año y ve a Colombia como el segundo mercado más competitivo de la región

La compañía cerró el último trimestre del año pasado con utilidades por más de US$ 2.500 millones y, aunque ve este ejercicio "con mucha volatilidad", aseguró que "tiene cintura suficiente" para hacerle frente.
Por D. Donoso y M. Espinosa / Foto: Archivo I Publicado: Viernes 10 de marzo de 2023 I 11:40
Comparte en:

Latam Airlines está ad portas de la recuperación total tras los efectos de la pandemia. En el último trimestre de 2022 la aerolínea registró ingresos por US$ 2.744 millones, un 4,4% menos que el monto recaudado durante el mismo periodo de 2019. A lo anterior, se suma que la compañía aérea anotó ganancias por US$ 2.538 millones entre octubre y diciembre del año pasado, producto de los ajustes acordados durante las renegociaciones bajo el Capítulo 11 los cuales se ven reflejados en las cuentas finales.

“Nuestra operación y rentabilidad de la compañía ha mejorado tremendamente. El flujo de caja operativo después de las inversiones es positivo, lo que nos posiciona fuertemente para 2023”, expresó el vicepresidente de finanzas de Latam, Ramiro Alfonsín.

En ese sentido, dijo esperar crecer este año más de 20% en las diversas unidades de negocio de la compañía e impulsar con fuerza su división internacional y doméstica.

Respecto de los mercados clave, la compañía puso el énfasis en Colombia, país al que este mes ha llevado cinco aviones. "Dos de ellos ya están operativos y los otros tres lo estarán a finales de mes. Vemos una importante oportunidad de aumentar la operación y hacerla mejor, más competitivo tanto para los pasajeros colombianos como para las personas que quieren volar internacionalmente, dentro y fuera de Colombia", dijo el ejecutivo durante la conferencia con analistas posteriores a la entrega de resultados. 

Sus dichos se producen en un contexto en que el mercado aéreo del país cafetero está viviendo un momento crucial, con la principal lowcost del país fuera de sus operaciones por la crisis económica que está atravesando aún a la espera de que la Aerocivil entregue una respuesta sobre su fusión con Avianca.

La situación es, según Alfonsín, igualmente "una oportunidad importante para fortalecer nuestra posición en uno de los mercados más importantes de la región, en realidad el segundo más grande, progresivamente".

Además, recalcó que están interesados en expandirse en la región. "Lo más probable es que la situación en Colombia signifique que vemos una oportunidad de una posición más fuerte en ese mercado en particular. Y en el corto plazo, nuestro foco está en Sudamérica. Entonces no descarto nada ni en México, como mencionas, ni en Argentina. Pero yo diría que el foco hoy está en los cinco países donde estamos".

Estructura fuerte

En otra instancia, el CFO explicó que “en este momento tenemos una estructura de costo que nos permite cubrir destinos donde surgieron oportunidades de inversión más claras pospandemia. Recibiremos 31 aviones Neo y estamos recibiendo siete u ocho que tienen un poco de retraso, pero que no impactarán nuestros planes”.

Enfatizó que 2023 “es un año volátil", que exige “tener cintura”. “Y nosotros la tenemos", aseguró.

Ello se justifica por la exposición que tiene Latam a las operaciones en moneda extranjera, como el euro y el dólar, vital para una industria "que paga el combustible, las deudas y el leasing" en esas divisas. El 60% de los ingresos de Latam Airlines son en dólar y euro.

Por ello, la compañía chilena prevé abrir 38 nuevas rutas aéreas, pese a que aún los costos de combustibles se ven altos y la demanda podría contraerse por la caída del consumo. “A inicios del año hemos tenido mucha volatilidad en los precios del combustible, con semanas con tarifas más altas que durante el cuarto trimestre de 2022. Hoy está alrededor de US$ 118 el barril, más bajo que el periodo pasado”, agregó.

Latam se reactiva tras salir del Capítulo 11: busca comprar Viva Air para ganar terreno en Colombia, pero podría no ser tan fácil


Los Cueto son minoría

Luego de salir del Capítulo 11, la estructura de Latam Airlines cambió drásticamente. Sixth Street Partner tiene el 28% de la propiedad, seguido por Strategic Value (16%); Delta Air Lines (10%); Qatar Airways (10%); Sculptor Capital (7%) y el Grupo Cueto que ostenta la participación más pequeña con un 5%.

“Esta es nuestra estructura desde el cierre del Capítulo 11. Bajo la norma de Ley chilena no hay controlador”, expresó Alfonsín.

Desde que salieron de bancarrota, la línea aérea no ha utilizado las líneas de crédito disponibles que son de US$ 1.100 millones. “Hoy tenemos deuda de flota y financiera. No hemos girado nuestro crédito y no tenemos previsto girarlo tampoco. Cuando comparas nuestra liquidez con otras compañías es otra cosa, otra estructura de capital”, acotó el VP.

JetSmart operaría vuelos dentro de Colombia a fines de año con gran parte del mercado dejado por Viva Air


Viva Air en el horizonte

Respecto de lo acontecido con Viva Air en Colombia, compañía que Latam dijo querer comprar en medio de su crisis financiera interna, Alfonsín comentó que están enfocados en aumentar su capacidad para ayudar a aquellos pasajeros que se vieron afectados por el cese de operación de la low cost. "Sacamos cinco aviones de otras operaciones para cubrir las necesidades de la contingencia", indicó.

Recordó que ya presentaron sus indicaciones y propuestas, como terceros interesados en el proceso, ante los organismos pertinentes y que están a la espera de que salga una resolución.

Respecto de su joint venture con Delta Airlines, Alfonsín explicó que "es un partner muy importante y es el complemento de nuestra red en América Latina, especialmente hoy que se anunciaron nuevas rutas".

En 2022, Latam transportó 62 millones de pasajeros, los cuales implican un aporte de US$ 2.291 millones en el cuarto trimestre. El área de carga registró US$ 420,1 millones y otras divisiones recaudaron US$ 33,7 millones.

El área internacional aportó el 33% de las recaudaciones; seguido del doméstico brasileño (28%); luego el segmento nacional de los países de habla hispana (21%); y finalmente la división de carga que representó el 18%.

Comparte en: