Close

Operaciones de Scotiabank en la región suben su peso y aún tiene espacio para crecer en México y Colombia

Su plan estratégico aborda el crecimiento en los mercados de la Alianza del Pacífico.
Por Deborah Donoso M. I Publicado: Lunes 14 de marzo de 2022 I 08:03
Comparte en:

Con niveles de ganancia antes de impuestos muy por encima de los niveles previos al Covid-19 en México y Chile, así como crecimientos relevantes en Perú y como unidad de negocios que agrupa los países de la Alianza del Pacífico, el banco canadiense Scotiabank está afianzándose en la región.

La firma ha realizado inversiones relevantes en los últimos años para ir tomando protagonismo en los distintos mercados en los que participa, ya sea en solitario o con socios locales. El último movimiento fue el realizado en Chile, donde compraron una participación minoritaria del grupo Said a cambio de efectivo y acciones de la matriz, The Bank of Nova Scotia (BNS).

Scotiabank es hoy el banco canadiense con mayores operaciones fuera de su país y una de las instituciones financieras más importantes de América del Norte. Además de Canadá, la firma tiene presencia relevante en todo Estados Unidos.

En la región está en México, Colombia, Perú y Chile, entre otros lugares. Dependiendo del lugar, su presencia puede venir de hasta 40 años.

Los resultados de la apuesta internacional la acompañan. Durante el año fiscal 2021, su unidad internacional logró ganancias por US$ 1.443 millones, cifra que implicó una fuerte alza de 62%. Al mirar solo la división de Alianza del Pacífico, la ganancia llegó a US$ 1.246 millones, un crecimiento del orden de 9%.

En términos generales, esto podría seguir mejorando en este ejercicio. “El banco está bien posicionado para lograr su máximo poder de ganancias el próximo año", dijo hace unos días en conferencia de resultados Brian Porter, el CEO de la compañía, agregando que “esperamos generar un fuerte crecimiento en todas nuestras líneas de negocio”.

Posición y oportunidades

Dentro de los resultados de la Alianza del Pacífico, que equivale a 18% de la ganancia total de la empresa, Chile fue la que más contribuyó, con cerca de 42% del total.

En el país del sur, Scotiabank está peleando entre los cuatro bancos más grandes, después de haber comprado la operación local de la española BBVA en 2018. “La empresa se siente cómoda con esa ubicación”, dice una fuente conocedora de la empresa.

México es la otra unidad relevante, que explicó el 38% de las ganancias de la Alianza del Pacífico. En ese mercado es el quinto en tamaño, con cerca del 8% de participación.

La operación en Perú aportó el 16% de las ganancias y es también una de las más robustas, ya que es el tercer actor del mercado.

Finalmente, Colombia aportó el 4% de las utilidades del grupo.

“Tanto en México como en Colombia puede haber posibilidades para Scotiabank de buscar inversiones”, explica una fuente, quien agrega que no hay señales de que la entidad intente adquirir en el corto plazo más participaciones de sus socios en el país cafetero, donde tienen el 51% y el grupo local Colpatria -con el que se fusionaron en 2013- el resto. Cualquier jugada pasaría porque se abriera una oportunidad a valores atractivos.

En México hay opciones de crecimiento por el espacio que dejará Citi al vender Banamex, uno de los mayores actores del mercado. Sin embargo, no se ven reales posibilidades de una operación de estas características, primero porque la entidad ya tiene una posición relevante, pero además porque hay incertidumbres en el mercado.

Finalmente, la entidad también tiene una operación en Brasil, pero solo con una oficina de representación, donde realiza banca corporativa. Aunque es un mercado que sería atractivo para la entidad, hay que considerar que cualquier compra implicaría un desembolso grande.

Comparte en: