Close

Distribuidoras eléctricas de la región inician ofensiva y se unen en gremio

Las firmas ligadas al grupo Enel, las filiales de la española Iberdrola y la portuguesa EDP en Brasil, entre otras como una de las firmas de State Grid en Chile. Buscan abordar con organismos internacionales los desafíos de la transición energética.
Por Andrés Pozo B. / Foto: Caio, Pexels.com; I Publicado: Miércoles 6 de julio de 2022 I 10:37
Comparte en:

Fue una discusión que partió hace varios años en Brasil, pero que luego se extendió a todo el continente. Algunas de las principales empresas de distribución eléctrica en la región veían que el debate local que se da en los países respecto de temas del sector le quitaba espacio a una discusión relevante de cara al futuro: cómo abordar la transición energética.

Con 15 socios en Colombia, Perú, Chile, Argentina y Brasil, a fines de mayo se constituyó la Asociación de Distribuidoras de Energía Eléctrica Latinoamericana (Adelat), que reúne a las empresas del grupo italiano Enel en diversos países de la región, las filiales de la española Iberdrola (Neoenergia Cosern) y la portuguesa EDP (Sao Paulo Espírito Santo), así como Light en Brasil, además de Hidrandina y ElectroDunas en Perú, Chilquinta (de la china State Grid) en Chile, y la Asociación de Distribuidores de Energía Eléctrica de la República Argentina. En total representan 70 millones de hogares.

Española Iberdrola y colombiana ISA se adjudican contratos para construir mega líneas de transmisión eléctrica en Brasil

El chileno Ignacio Santelices será el director ejecutivo del organismo que tendrá sede en Lima. Explicó que este organismo nace de los desafíos que están viendo para el segmento de distribución, que básicamente es el que atiende a los clientes finales en zonas concesionadas, típicamente los residenciales, en la transición energética.

Estos desafíos a los que alude Santelices son calidad de servicio, seguridad, resiliencia de las redes, flexibilidad, medición inteligente, y electromovilidad, entre otros. “Todos estos elementos y la perspectiva de que habrá un aumento considerable del consumo de energía eléctrica en los hogares, lleva una serie de objetivos importantes para la distribución en infraestructura y forma de funcionar”, explica.

Así, el objetivo es generar el intercambio de buenas prácticas, la promoción de experiencias exitosas, mostrar modelos regulatorios que mejor se adaptan a estos desafíos, los que son comunes en la región.

Consultado por qué estos temas no lo tomaban los gremios locales que existen en todos los países, Santelices dijo que la idea es que ellos se sumen a la asociación, como ya lo hizo el de Argentina, porque -a su juicio- en general se ve que temas como tarifas o aspectos regulatorios muy específicos se toman las agendas con las autoridades, por lo que temas que requieren miradas más amplias se pierden.

“Esto es justamente lo que queremos abordar de Adelat (...) nuestro rol no será estar dialogando con los gobiernos locales”, explica y define que sus contrapartes serán organismos latinoamericanos, como la Asociación Iberoamericana de Entidades Reguladoras de la Energía (ARIAE) o el BID, entre otros.

El 27 de mayo, Ignacio Santelices presentó oficialmente el nuevo gremio.

Punto de partida

Santelices dice que lo primero que quieren instalar es la importancia de la distribución en el marco de la transición energética. “Este es un tema que rara vez se habla en los países, porque es técnicamente complejo, que requiere mayor capacidad del Estado para asumir desafíos, así como nuevas inversiones… generalmente todo esto se ha postergado en la discusión, la que se centra en reemplazo de combustibles fósiles, líneas de transmisión, pero muy poco de qué infraestructura se requiere en las ciudades cuando se duplique o triplique la cantidad de electricidad que se está usando para calefacción, transporte o usos industriales”, recalca.

De este modo, aunque están trabajando en el diagnóstico, Santelices dice que un punto común es que los estándares y la calidad de servicio aún están bajo lo que existe en países desarrollados.

A esto se suma una serie de temas regulatorios no resueltos. Por ejemplo, cuando una persona deja de pagar una cuenta de luz porque tiene paneles solares en el techo, pero sigue consumiendo electricidad en el día, quién paga el uso de las redes. Otro: cómo se le da inteligencia a las redes.

“En términos de infraestructura, estamos quedándonos un poco atrás”, reconoce.

Sucríbete a nuestros tres newsletter semanales: Conexión América, Claves de América y Lo más leído de la Semana.

Comparte en:

Lina Contreras, Gerenta de Restaurantes de Uber Eats Cono Sur, Región Andina y el Caribe.

Personaje

AEROCARDAL / STUDIO DF