Close

Otras dos grandes constructoras declaran la quiebra en Chile en menos de una semana en medio de crisis del sector

Entre el jueves y el lunes Constructora Proyekta y Las Magdalenas, una de las mayores constructoras del sur del país, bajaron la cortina con pasivos sumados por US$ 53 millones.
Por Deborah Donoso y Jose Troncoso, DF / Foto: DF I Publicado: Martes 24 de enero de 2023 I 11:03
Comparte en:

La industria de la construcción en Chile sigue golpeada por la caída en la demanda y el aumento en los costos, a medida que suben las tasas de interés y persisten las presiones inflacionarias. La tendencia se agravó en octubre con la quiebra de Claro, Vicuña, Valenzuela (CVV) y Brotec, dos de los mayores operadores del sector.

Luego de eso se ha sucedido una serie de anuncios de constructoras chilenas en problemas, que en su mayoría han apuntado a los efectos de la crisis social de 2019 y luego la pandemia en 2020.

Y ahora, en menos de una semana -por no decir en un par de días-, dos grandes empresas constructoras locales se sumaron a la lista anunciando el fin de sus operaciones, a pesar de todos los intentos para evitar este desenlace.

Así, el jueves se conoció que la Constructora Proyekta, ligada a Guillermo García y Hugo Irarrázaval, finalmente solicitó su liquidación voluntaria. La compleja situación de la empresa había sido adelantada por Diario Financiero, tras acumular varias demandas de sus proveedores. 

Según informó la propia constructora, sus pasivos superan los 26 mil millones de pesos chilenos (cerca de 32 millones) y sus tres mayores acreedores son los bancos Bice y De Chile, además de la aseguradora Cesce Chile.

Del mismo modo, este lunes la empresa Las Magdalenas, considerada una de las mayores constructoras de Concepción -capital de la Región del Biobío en el sur del país- no logró la venia de tres bancos y la justicia decretó la liquidación de la compañía, a pesar del plan que tenía para refinanciar sus deudas para evitar la quiebra.

Los pasivos de la firma superan los 17 mil millones de pesos (US$ 21 millones) y los principales acreedores son los bancos Itaú, Scotiabank, BCI y Security. Precisamente, en la junta de acreedores realizada el pasado 17 de enero, estos tres últimos bancos se opusieron a la solicitud de la compañía de lograr más plazo para intentar sacar adelante la reorganización.

Crisis en la industria

La crisis en la construcción se relaciona con el alza de los costos de los materiales a nivel global, el aumento en el precio de los fletes para las importaciones y la inflación. Bajo este escenario, la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) advirtió una “fuerte contracción” de 6,3% en la inversión en construcción durante 2023, en comparación al periodo anterior que marcó un alza de 1,6%.

Esta sería la primera variación negativa desde 2020, cuando el indicador cayó 8,8%, según indica el último informe MACh, correspondiente a enero.

“La mayor contracción de la inversión sectorial respecto de lo que habíamos previsto anteriormente se explica por un efecto de base de comparación y porque los subsectores vivienda e infraestructura exhibirán menores montos de inversión en 2023 versus 2022”, explicó el gerente de Estudios y Políticas Públicas, Nicolás León.

Junto con esto, el gremio subrayó que estos datos confirman el “complejo escenario” que enfrenta el sector.

Ante este contexto, el vicepresidente de la CChC, Alfredo Echavarría, destacó los requisitos sectoriales de este 2023, entre los que destacan: completar proceso de mitigación del impacto del mayor precio de materiales, eliminar nudos críticos que afectan el desarrollo de proyectos en ejecución, cerrar casos de inversiones paralizadas y por último asegurar licitaciones de obras y buena gestión del presupuesto público.

Comparte en: