ES NOTICIA:

Close

El camino de la maderera Masisa: seguir ganando terreno en la costa Pacífico de América y entregar más dividendos

A un año de la reestructuración financiera y operativa que hizo la empresa, que la dejó con una estructura más liviana, la firma destaca que el plan les está dando resultados, lo que se traduce en que repartieron el 100% de la utilidad que podía ser distribuida.
Por Andrés Pozo B. / Foto: Masisa y Julio Castro I Publicado: Lunes 4 de abril de 2022 I 08:41
Comparte en:

A prácticamente un año de que la maderera Masisa terminara la agresiva reestructuración financiera y operativa que impulsó para bajar sustancialmente su deuda, lo que implicó la venta de una serie de activos, para concentrarse en productos de valor agregado, la empresa está sacando cuentas alegres.

Esto, porque acaba de cerrar un año 2021 con utilidades, donde –además- logró que su junta de accionistas aprobara la distribución de dividendos por US$ 28,6 millones, equivalente al 100% de la utilidad líquida distribuible.

Andreas Eggenberg, presidente de Masisa, destacó que esto es muestra del trabajo que se realizó, donde hay una carga de deuda muy baja e inversiones en las plantas que aun mantienen acotadas, lo a su juicio da cuenta que “nuestro activo más relevante es la marca”.

“Nuestro compromiso es generar dividendos  años tras años”, dice el ejecutivo, que estuvo de paso por Chile –donde Masisa tiene sus sedes centrales- para la junta de accionistas. “Tenemos el compromiso y la estructura para hacer ese compromiso, porque somos lo suficientemente livianos, ágiles y orientados a la última línea”, recalcó.

Andreas Eggenberg, presidente de Masisa, en las oficinas de Santiago de la empresa.

Crecimientos regionales

“Estamos teniendo clientes desde Canadá hasta Argentina, lo que para nosotros es muy relevante y eso se va reforzando”, dice Eggenberg respecto del foco de diversificación geográfica que está tomando la compañía, que hoy vende distintos productos –tableros, melaminas, MDF y otros revestimientos más sofisticados- con miras a dar valor agregado.

Esto ha implicado que si bien siguen comercializando tableros, es un producto menos prioritario que –por ejemplo- las molduras, que tienen mejores márgenes, que es el parámetro más relevante que están mirando a la hora de elegir sus apuestas.

“Queremos productos que aporten diseño interior, por ejemplo con revestimientos acústicos. La idea es hacerle la vida más fácil al consumidor final, que en algún momento nos reconozcan y busquen nuestra marca”, dice el ejecutivo.

Por eso, la firma creó en diciembre Masisa en Estados Unidos. Si bien antes tenían presencia con un distribuidor, ahora estarán directamente, después de haber adquirido a esa firma. El exdueño seguirá como socio, pero la administración será de Masisa.

“En EEUU estábamos con distribuidores, pero vimos todo el potencial que tenemos con una organización comercial propia, con un producto como las molduras”, dice el ejecutivo, dando cuenta que el foco en ese nicho, por ejemplo, refleja la búsqueda que están haciendo en la empresa. Esto, porque si bien la competencia en el segmento de tableros en Estados Unidos es muy intensa, en el de molduras es menor, con espacios para competir.

“La competencia en EEUU no es tan fuerte en productos de nicho. El mercado de tableros es enorme, pero específicamente en molduras, que es nuestro producto clave ahí, no es tan grande. No pretendemos conquistar el mercado con el producto más commodity”, recalca.

Este año, la empresa invertirá del orden de US$ 25 millones a US$ 30 millones, donde un foco es ampliar la planta de molduras que tienen en Chile, donde ya van en la décima línea de producción y podrían venir dos más, así como recursos para temas relacionados con compromisos ESG (medioambientales, sociales y de gobierno corporativo).

En rentabilidad, los mercados más importantes para la maderera son Chile, Estados Unidos, México y los países PEC, aludiendo a Perú, Ecuador y Colombia, que los toman como un conjunto.

“Queremos crecer, pero sin exagerar, porque no queremos apegarnos al fierro (plantas). Por eso crecer vía alianzas es muy importante”, dice y explica que esto consiste no solo en incorporar marcas de productos complementarios a los que ellos fabrican (por ejemplo, de pisos), sino que también están explorando la posibilidad de encargar productos a terceros para subir sus niveles de producción sin invertir en plantas, al estilo de contratos de maquila, lo que les daría mayor flexibilidad ante aumentos en la demanda.

“Algo de lo positivo a lo largo del continente es que hemos podido priorizar aquellos países y canales con mayor margen, dado que la demanda era más alta. Con alianzas, sin tener que invertir, tendríamos más acceso a esos mercados”, cuenta.

 

 

El péndulo democrático

Consultados sobre cómo está viendo el panorama político en la región, a raíz de los giros a la izquierda que han dado varios gobiernos, como México, Chile o Perú, el presidente del directorio dijo que “Masisa siempre se ha caracterizado por ser un actor del sector privado muy abierto al diálogo, del gobierno que sea. Hemos visto que el péndulo entre izquierda-derecha varía, y que lo importante es que haya un diálogo y que los intereses del sector privado y gobierno tienen que converger”.

“A lo largo de los años ha habido giros a la derecha, luego a la izquierda… estamos bastante agnósticos de eso. Lo importante es buscar el diálogo en todos los países donde estamos”, recalcó.

Además, destacó que –a su juicio- lo importante es que el péndulo democrático sigue existiendo y se está valorizando cada vez más el poder desempeñarse en la seguridad de sistemas democráticos.

Respecto de la guerra Rusia-Ucrania y la inflación, dice que han visto cómo la cadena logística está más ajustada, aunque reconoce que es algo que venía de antes del conflicto.

“Hay que planear bien (los envíos), entrar a contratos de largo plazo –que hemos hecho-, pero no estamos a nivel óptimo, estamos sufriendo la escasez y los precios, pero a pesar de esto tenemos un excelente año. Si funcionara mejor, sería mejor aún”, dice.

Además, han visto también alza en la energía. “Son insumos que nos han afectado, pero mediante la eficiencia operativa, con el foco en valor agregado, nos ha permitido mitigarlo”, cierra.

Comparte en: