Close

Matriz de Fiat y Citroen se enfocará en crecimiento de Chile y Colombia

Jefe de operaciones para América del Sur de Stellantis da cuenta de sus planes para esta año en los distintos mercado y aborda la crisis de suministros que ha puesto presión sobre la industria, donde a mediados de año se prevé una normalización.
Por Déborah Donoso Moya / Foto: Stellantis. I Publicado: Lunes 7 de marzo de 2022 I 17:00
Comparte en:

La europea Stellantis, uno de los principales fabricantes de automóviles del mundo, con más de 15 marcas como Citroën, Fiat, Maserati y Chrysler, entre otras, enfocará sus esfuerzos para crecer en la región en Chile y Colombia.

Así lo explicó Antonio Filosa, jefe de operaciones (COO) de la compañía para América del Sur, quien agregó que están trabajando para convertirse en uno de los principales jugadores de la industria en electromovilidad.

Stellantis está presente en más de 130 mercados en el mundo y comenzó a funcionar con este nombre a inicios de 2021, tras la fusión de la ítalo-estadounidense Fiat Chrysler Automobiles y el francés Groupe PSA.

El 2021 –dijo Filosa- terminó de “muy buena manera” para ellos, situación que busca repetir en la región durante 2022, territorio que representa entre 12% y 13% del ingreso total de la compañía, con Brasil como su principal mercado, seguido por Argentina y luego por Chile.

“Como tenemos casi 40% de participación de mercado en Argentina y casi 35% en Brasil, la gran frontera de crecimiento es Chile, donde nuestro market share es de 14%. Aquí aún nos resta mucho por crecer”, detalló Filosa, añadiendo que “Chile es nuestra principal prioridad de crecimiento en 2022 y luego Colombia, porque es el cuarto mercado de relevancia”.

Luego de esto, vendrían los mercados de Perú y Ecuador.

“Lo más difícil de la región es prever para dónde van a crecer los mercados principales”, dice y lo grafica señalando que, por ejemplo, hay dudas sobre el desarrollo que tendrá Argentina en venta de automóviles, donde esperan que se mantenga en este ejercicio el nivel visto en 2021, con cerca de 380 mil unidades. “Por el contrario, tenemos esperanza de que Brasil crezca, pero tiene algunas limitaciones como los insumos que llegan de Asia, pero va crecer tal vez  5%-6%”, recalca.

Agregó que “tenemos bastante certeza de que Chile y los demás mercados (Colombia, por ejemplo) crecerán en una razón de 10%”, recalcó.

Esta proyección sobre el país andino se debe a que ha alcanzado una “buena estabilidad política” tras las elecciones de diciembre pasado, ya que ve que el equipo económico de Gabriel Boric (que asume este viernes la presidencia), está en línea con el mercado, lo que “permite una base política para el crecimiento, mientras que la base macroeconómica se apalanca mucho a los commodities, sobre todo el cobre”, que está en niveles históricamente altos.

Lo único que podría afectar el buen desempeño de la automotriz es la competencia, ya que Chile es un país muy abierto, sin embargo, enfatizó para este grupo automotor eso no es problema.

 

Cadena logística

Desde que comenzó la pandemia, la cadena logística de la industria automotriz ha estado presionada, especialmente de componentes claves como los chips.

Filosa explica que este problema –que es transversal en la industria- “aún no ha terminado”, sin embargo, estimó que “llegará a una estabilidad a partir de junio”.

En ese sentido, definió que las cadenas de valor cuentan con dos cuellos de botella. “El primero es la capacidad instalada, la cual en Asia se está trabajando para expandir con horizonte de mejora para el segundo semestre; y el segundo son los flujos logísticos que tienen problemas de inflación por disponibilidad”.

Respecto de esto último, recordó que en Asia se están haciendo grandes inversiones, donde “los proveedores de microchip están aumentando su capacidad productiva, es decir están construyendo nuevas plantas, por lo tanto, lo que se materializaría hacia junio o julio”.

Filosa fue enfático en señalar que las decisiones que se tomen durante estos meses “deben ser manejadas con precisión y analizando toda la cadena de valor”. 

 

Electromovilidad

Otro de los objetivos de la compañía para este año es “ser uno de los jugadores más relevantes de electromovilidad en todo el mundo, en todos los mercados principales”, destacando que “el cuadro era una inversión de US$ 30.000 millones a 2030 a nivel global en electromovilidad. Con esto queremos ser protagonistas de inversión en todos los mercados, sin embargo, América del Sur invertirá con algunos años de retraso frente a Europa y América (del Norte)”.

De todos modos –agregó- Chile y Colombia serán los mercados prioritarios, ya que ambos han mostrado “una fuerte aceleración” en estos temas. Más atrás están los mercados de Brasil y Argentina, ambos “con un poco de retraso en cuanto a electromovilidad''.

El plan de la compañía es entregar siete modelos eléctricos e híbridos. “Queremos crecer mucho en vehículos eléctricos, por eso estamos haciendo la mayor inversión en nuestra historia y por eso tenemos la ambición de ser carbono neutrales en 2038”, explicó.

Comparte en: