Close

Petrobras defiende su estrategia de descarbonización en medio de creciente presión política

El mayor proveedor de crudo de América Latina dice que no quiere anteponer la ideología a los beneficios, mientras el presidente electo Lula impulsa los cambios.
Por Financial Times, traducido por María Gabriela Arteaga / Foto: Reuters I Publicado: Viernes 16 de diciembre de 2022 I 08:00
Comparte en:

Por Michael Pooler y Carolina Ingizza

La empresa brasileña productora de petróleo y gas Petrobras ha defendido su nivel de gasto en iniciativas de descarbonización, incluso ahora que está bajo presión del gobierno entrante para que desempeñe un papel más importante en la transición hacia la energía limpia.

El presidente electo de izquierda, Luiz Inácio Lula da Silva, criticó durante la campaña electoral el generoso pago de dividendos de la empresa estatal y pidió que aumentara las inversiones en áreas como las refinerías y las energías renovables.

Petrobras es el mayor proveedor de crudo de América Latina, con una producción diaria de 2,6 millones de barriles equivalentes de petróleo, pero los asesores de Lula sostienen que el grupo, que cotiza en bolsa y cuenta con un valor de US$ 56 mil millones, no se está preparando lo suficiente para un futuro con bajas emisiones de carbono.

"La compañía necesita una estrategia más activa e innovadora dirigida a la transición energética, tanto en áreas en las que ya ha demostrado su vocación, como los biocombustibles, como abriendo nuevos caminos en innovación, como la eólica, la solar o el hidrógeno", dijo William Nozaki, miembro del equipo de transición de Lula e investigador del Instituto de Estudios Estratégicos de Petróleo, Gas Natural y Biocombustibles.

A diferencia de otras grandes petroleras, Petrobras no explota actualmente ningún activo importante de electricidad renovable, ya que se retiró de la energía eólica como parte de una retirada más amplia de las actividades no esenciales para enfocarse en la perforación en aguas profundas.

Regulador petrolero brasileño ordena cierre temporal de 37 plantas de Petrobras

Sin embargo, el director de sostenibilidad de la compañía, Rafael Chaves, insistió en que estaba en vías de reducir las emisiones y que se procedía con cautela para garantizar que las inversiones tuvieran una justificación financiera.

Chaves señaló el reciente aumento del presupuesto de Petrobras para proyectos de bajas emisiones de carbono, hasta US$ 4.400 millones para el periodo 2023 a 2027. Esta cifra representa el 6% de los gastos de capital previstos, frente a la cifra anterior de US$ 2.800 millones.

"Se puede esperar un crecimiento de este gasto de inversión en descarbonización y una mayor participación en el gasto de inversión total de la compañía", le dijo Chaves al Financial Times en una entrevista. "Pero debemos tener cuidado de no entrar en" una estrategia de anteponer la ideología a los beneficios.

La mayor parte de los fondos —US$ 3.700 millones— se destinarán a la descarbonización de sus operaciones, por ejemplo mediante la captura de carbono y la mejora de la eficiencia energética de las refinerías, mientras que US$ 600 millones se destinarán a la "biorrefinería" de versiones renovables de diésel y keroseno de aviación.

La compañía también estudia la posible producción de hidrógeno, considerado un combustible del futuro, y la generación eólica marina, que aún no ha despegado en Brasil.

La promesa del manifiesto de Lula de que Petrobras vuelva a ser una "compañía integrada de energía", retomando áreas que había decidido abandonar, ha inquietado a muchos inversionistas.

Las injerencias políticas en la empresa bajo los anteriores gobiernos de izquierda dirigidos por su Partido de los Trabajadores culminaron en un enorme escándalo de corrupción, cuantiosas pérdidas financieras y un enorme montón de deudas.

Los analistas señalan que una mayor inversión de la compañía en áreas como la refinación y las energías renovables podría afectar los beneficios, ya que los rendimientos son menores que en la exploración y producción de petróleo.

Caio Mário Paes de Andrade, actual director general de Petrobras, dejará el cargo en breve, tras sólo seis meses en el puesto, por lo que se espera que Lula nombre un sustituto que comparta una visión similar. Las acciones de Petrobras, que se cotizan en la bolsa en São Paulo, cayeron casi un 10% el miércoles, después de que el congreso brasileño aprobara una enmienda legislativa para facilitar los nombramientos políticos en las empresas controladas por el Estado.

Petrobras ve en la refinación una nueva manera de añadir valor a sus productos

Cláudio Frischtak, socio director de la consultora de energía e infraestructuras Inter.B, dijo que Petrobras está "muy atrasada" en la transición energética.

"La compañía debería enfocarse en reponer las reservas de petróleo y gas y, eso sí, hacer más hincapié en la transición energética con una estrategia de energía eólica marina, solar y de gas".

Pero otros se preguntan si Petrobras tiene realmente una ventaja comparativa en el campo de la energía eólica y solar, donde ya hay un gran cantidad de desarrollos en Brasil.

"Sólo porque tengas una compañía rica y capaz, no deberías ponerla automáticamente a cargo de tu estrategia de transición energética", dijo Francisco Monaldi, director para América Latina del Instituto Baker de Políticas Públicas de la Universidad Rice.

"Las energías renovables son un tipo de inversión totalmente diferente. ¿Por qué recurrir a Petrobras?"

Comparte en: