Close

Michael Stott ve oportunidades para América Latina en medio de la guerra: "Europa está más interesado que nunca en energía limpia y renovable”

El editor del Financial Times para Latinoamérica abordó los riesgos y oportunidades que cruzan a los países de la región. Ve que el giro a la izquierda que han tomado varios gobiernos responde más bien a una oposición a la fuerza política que estaba en el poder. Y estima que lo pase en las elecciones de Argentina el próximo año, podría hacer más evidente esto.
Por Andrés Pozo / Foto: Julio Castro I Publicado: Martes 22 de noviembre de 2022 I 10:09
Comparte en:

Una larga trayectoria analizando lo que sucede en Latinoamérica le da a Michael Stott, editor para la región del Financial Times, una posición de referencia para seguir de cerca los fenómenos políticos, sociales y económicos que se desarrollan en esta parte del mundo.

En el marco del aniversario número 34 de Diario Financiero, el periódico líder en negocios de Chile, Stott estuvo de visita en Santiago, donde aprovechó de delinear los riesgos y oportunidades que cruzan a los países de la región.

En la conversación -cuyo video puedes encontrar en DF.cl- partió recordando la entrevista que pocos días antes del estallido social de octubre de 2019 que hubo en Chile, le hizo al entonces Presidente Sebastián Piñera. Stott recordó que “la primera reacción fue de gran sorpresa, por supuesto, y también de vergüenza, francamente, porque mis colegas me comenzaron a decir en el periódico. "¿Pero Michael, cómo es posible? Estuviste una semana en Chile y ¿no te diste cuenta de que iba a haber un estallido?"

Y él les contestaba: "Pero miren, es que yo me reuní con mucha gente, de varias capas de la sociedad, diferentes profesiones, etcétera y nadie me dijo que iba a haber un estallido. No me creyeron... 'Tienes que haber hablado con las personas que no eran o de alguna forma escogiste mal', me decían, pero no… En realidad hablé con la izquierda política, con gente en los medios de comunicación, con analistas, con encuestadores de opinión y nadie me dijo que eso iba a estallar”.


A Stott le llamaron dos cosas la atención de lo que sucedió en el estallido social: la gran adhesión social que concitaron los reclamos y, dos, el nivel de violencia que hubo. De todos modos -dijo- “no hay que perder de vista que hubo tensiones sociales y hubo insatisfacción por parte de la ciudadanía. Eso es innegable y, bueno, eso ha desencadenado todo el proceso en que estamos todavía, pero es un proceso que quizás está terminando en un punto más moderado de lo que se esperaba en un inicio”.

Sobre el gobierno de Gabriel Boric y los cambios que ha mostrado en sus posturas, tendiendo más hacia la moderación, Stott destacó el discurso que dio ante las Naciones Unidas en septiembre, señalando que estaba a la altura de cualquier líder socialdemócrata europeo. Sin embargo, reconoció que hasta el momento “han sido más cambios de forma que de fondo”, aunque evitó referirse a si consideraba que las reformas que se estaban proponiendo, como la tributaria, eran extremas o no. El reto -agregó- es mejorar la forma en que se gastan esos recursos que se podrían recaudar.

Luego, el especialista hizo un repaso por varios países de la región, que resumimos acá:

LATINOAMÉRICA

Giro a la izquierda de los gobiernos: “Es más una cuestión de los votantes rechazando a los que están gobernando. No están eligiendo a la izquierda por razones ideológicas, no es un endoso, es mucho más un rechazo a los gobernantes”.

Vamos a ver el año entrante en Argentina lo contrario, un gobierno de izquierda que va a ser rechazado y va a ser votado fuera y va a entrar, probablemente, la derecha en Argentina. Entonces ese ciclo se va a ir repitiendo”.

Esto puede ser interpretado como “inestabilidad, pero por otro lado, se podría describir como alternancia democrática. Pero creo que es importante lograr un consenso mayor sobre políticas de Estado en cuanto a temas de largo plazo como infraestructura, educación, salud, que requieren periodos muchísimo más largos que un mandato presidencial para lograr resultados importantes”.

Crisis de seguridad y crimen organizado:

Es “un fenómeno de largo plazo. Y mi análisis de ese problema es que detrás está el narcotráfico. Ha afectado no solo a Chile, sino que a muchos otros países que antes jamás conocieron la violencia extrema del narcotráfico, como Ecuador (…), Paraguay, incluso Uruguay también está sufriendo violencia del narcotráfico. Ese fenómeno es gravísimo y se debe, a mi modo de ver, a un aumento en el consumo en Europa y en Estados Unidos de cocaína”.

“Hay quienes abogan por la legalización y yo siempre les digo que el problema es que lo que hemos visto es que en Europa, de facto hay una legalización del consumo. (…) La policía ha dejado de hacer cumplir la ley, tolera, deja consumir. ¿Y qué ha pasado? Ha habido una explosión del consumo”.

¿La legalización podría ser un camino? “No, porque de facto hemos tenido la legalización. Eso es lo que ya tenemos. Yo creo que hay que reprimir el consumo (…) Creo que es un esfuerzo también de educación. Se volvió demasiado aceptable en Europa consumir cocaína. No es algo sancionado. No es algo mal visto realmente hoy día, entre capas importantes de la sociedad europea”.

“Hay que volver a educar a la gente para que entiendan que es inaceptable el consumo de cocaína, que eso implica destrucción ambiental, corrupción, violencia, asesinatos”.

Combate de la inflación:

“La inflación ha sido un éxito para América Latina... por qué digo esto: porque los bancos centrales reaccionaron muy rápido y muy fuerte comparado con el resto del mundo. Puede que acá en Chile piensen que fueron tardíos o que pudieron haber sido más rápidos, pero comparados con los bancos centrales europeos o de Estados Unidos, yo creo que ha sido bastante bueno y bastante contundente”. 

“Los bancos centrales latinoamericanos han probado su eficacia y han justificado ampliamente su autonomía del gobierno en actuar de una forma contundente para frenar la inflación. Y creo que América Latina va a evitar una crisis mayor inflacionaria gracias a esto”.

Dependencia china

“Es normal y natural que China tenga una participación mucho mayor en el comercio exterior de los países latinoamericanos y en la inversión también (...) Lo que es complicado son los préstamos de entidades estatales chinos, que vienen a veces con una condicionalidad bastante fuerte”.

“Esto no es problema si uno está vendiendo vino o frutas, pero sí podría ser problemático si uno está comprando equipos de Huawei para utilizar en comunicaciones del Ejército, por ejemplo... Hay que aplicar criterios diferentes según el caso, pero no es de condenar a China. Por supuesto, hay que negociar con China y creo que van a venir otras economías que están surgiendo, que van a ser muy importantes para Chile, como la India, que ya se está volviendo una economía muy relevante a nivel mundial”.

Oportunidades de la región

“Creo firmemente que esa situación tan difícil en Europa (por la guerra) crea oportunidades para América Latina. ¿Por qué? Porque Europa está más interesado que nunca en la energía limpia renovable”.


“La economía eléctrica requiere muchísimo cobre y mucho litio. Bueno, ahí está la oportunidad para Chile”.

“Hay oportunidades importantes para América Latina y hay que aprovecharlas. El hidrógeno verde, que es otro importante, pero éstas son oportunidades de transición, que no van a estar para siempre, y hay que aprovecharlos ya”.


 “Hay una búsqueda mundial por litio en este momento. Y si Chile no lo exporta, se va a encontrar en otros lugares”.

Comparte en: