ES NOTICIA:

Close

Mexicano Banorte retira su participación del proceso de compra de filial local del Citi

Además, en su entrega de resultados, la firma reportó expansión de su utilidad y dijo que tendrá lista apuesta digital en 2023. Analistas dijeron que ahora las perspectivas reflejan mejor la visión positiva del banco.
Por Reuters y El Economista / Foto: Banorte I Publicado: Viernes 21 de octubre de 2022 I 07:00
Comparte en:

El mexicano Grupo Financiero Banorte, que opera el cuarto mayor banco del país, dijo este viernes que decidió no continuar en el proceso de compra del negocio en el país latinoamericano del gigante estadounidense Citigroup.

En un hecho relevante ante el regulador local, la compañía dijo que "al 20 de octubre de 2022, Banorte no continúa en el proceso organizado por Citigroup, Inc. en relación con la potencial venta de parte de las operaciones de Citibanamex en México".

Sin embargo, no añadió más detalles respecto de la decisión. 

En julio, ya había hecho lo propio el español Banco Santander, uno de los candidatos más fuertes para quedarse con Banamex.

El proceso había iniciado en enero de este año cuando la estadounidense Citigroup anunció que dejará sus negocios de banca de consumo, así como empresarial en México, para enfocarse en su grupo de clientes institucionales. La firma habia adquirido en 2001 Banamex, por unos US$ 12.500 millones.

“Citi anunció hoy que tiene la intención de salir de las operaciones de banca de consumo y empresarial de Citibanamex como parte de su renovación estratégica”, explicó entonces en un comunicado fechado en Nueva York, sede del banco.

Ahí, detalló que Citi continuará operando su negocio de Clientes Institucionales (ICG) con una licencia bancaria local, la que -explicaron más tarde- deberá ser solicitada ante las autoridades.

Venta de Banamex: los detalles que marcarán el valor que podría obtener Citi

Resultados financieros

Horas antes, la compañía había reportado sus resultados financieros en los que elevó sus previsiones de ganancias para 2022, tras reportar un aumento interanual del 30% en su utilidad neta del tercer trimestre.

La entidad bancaria espera tener ganancias de entre 44.000-45.400 millones de pesos mexicanos este año (hasta unos US$ 2.260 millones), subiendo desde sus previsiones anteriores de entre 40.500-42.000 millones de pesos que anunció el pasado abril.

Los analistas de Citibank dijeron en un informe que las expectativas previas de la institución eran "conservadoras", y que las actuales reflejan mejor "las perspectivas positivas del banco".

"Esperamos que las tasas de interés más altas sigan siendo un viento de cola positivo para el banco, impactando positivamente la acción", agregaron.

Por su parte, un funcionario de alto rango de la empresa señaló en conferencia de prensa que la entidad no ha notado "un deterioro en las carteras con las subidas de tasas", y añadió que por el momento no ven alza en la morosidad.

Barnorte apuntó en su reporte crecimiento en todo su portafolio créditicio, especialmente en la cartera de consumo, como el sustento de sus fuertes resultados con unas ganancias de 11.544 millones de pesos (US$ 573 millones) en el trimestre.

Los ingresos de la compañía, que gestiona uno de los fondos de pensiones más grandes del país, se situaron en 29.907 millones de pesos en el periodo (US$ 1.491 millones), un incremento del 24% interanual.

Bineo estará listo en 2023

En otro plano, el diario El Economista informó que Bineo, el nuevo banco de Banorte, el que será completamente digital, estaría listo el primer trimestre de 2023, aunque el inicio de operaciones dependerá de los tiempos de la autoridad.

Francisco Martha, director general de negocios digitales de Banorte, explicó que una vez recibida la autorización por parte de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), ahora viene un proceso de certificación operativa, y por lo tanto no se pueden ofrecer muchos detalles, aunque puntualizó que se tendrá un modelo diferente de hacer banca, orientado más a la experiencia del cliente que a los productos.

Más detalles en El Economista.

Comparte en: