Close

En Brasil, el mayor mercado aéreo de la región, solo 18% del transporte es cubierto por la industria de la aviación

El país registra apenas 0,5 viajes aéreos anuales por persona, comparado con una tasa de 2,6 en el caso de EEUU y de 4,5 para España, o incluso 1,2 en Chile.
Por Déborah Donoso / Foto: Archivo I Publicado: Miércoles 25 de enero de 2023 I 08:30
Comparte en:

El mercado brasileño de aviación, el mayor de Latinoamérica, presenta oportunidades de cara a una recuperación postpandemia, pero también desafíos. De acuerdo con un estudio solicitado por IBS Software y que contó con el apoyo de La Asociación Latinoamericana y del Caribe de Transporte Aéreo (ALTA), los beneficios de la aviación brasileña se extienden a una amplia cadena de valor.
Pese a su tamaño, con una población de 217 millones de habitantes, Brasil registra apenas 0,5 viajes aéreos anuales en promedio por persona, “una cifra muy baja” comparado con la tasa de 2,6 en el caso de Estados Unidos, o de 4,5 para España, o incluso Chile, con 1,2.
Estas cifras revelan su “enorme potencial de crecimiento, sobre todo si tenemos en cuenta el tamaño de su población, su economía y la dimensión territorial del país”, destacó el director ejecutivo de ALTA, José Ricardo Botelho.
Esto se suma a una realidad postpandemia que ha llevado a la gente a optar por lugares con naturaleza y al aire libre. En este sentido, “Brasil tiene mucho para ofrecer por su fantástica diversidad. Sin embargo, movilizarse hacia y dentro del país depende casi por completo del transporte aéreo y, de los 5.500 municipios brasileños, sólo unos 130 están cubiertos por rutas de aviación comercial”, apenas 2,3%.

De este modo, con el quinto espacio aéreo más grande del mundo, solo 18% del mercado de transporte es cubierto actualmente por la industria de aviación en Brasil.
La Agencia Nacional de Aviación Civil (ANAC) reveló que entre enero y agosto pasado hubo 53 millones de pasajeros en vuelos nacionales, y 1,4 millones de pasajeros en vuelos internacionales utilizaron 213 aeropuertos brasileños en vuelos regulares. Esto supone un crecimiento de 49% en vuelos nacionales y de 355% en vuelos internacionales, en comparación con el mismo periodo del año anterior.
Todo esto plantea retos para la industria, ya que según la Asociación Brasilera de Empresas de Aviación, la calidad de los servicios prestados por las compañías aéreas es comparable a la de las compañías aéreas estadounidenses. Sin embargo, existe una gran diferencia en la formalización de las denuncias en Brasil y, en consecuencia, en la judicialización de los litigios. Así, cerca de 98,5% de las demandas judiciales contra aerolíneas norteamericanas en el mundo se producen en Brasil.

Alza de tarifas en Colombia

Pese a la relevancia del transporte aéreo para Latinoamérica, una región compuesta por cordilleras, selvas y desiertos, la demanda es sumamente elástica, por lo cual “cualquier variación en la tarifa a pagar se ve rápida y directamente reflejada en el número de viajeros”, explicó Botelho.
En ese sentido, la agrupación destacó que la decisión de Colombia, que este 1 de enero repuso el cobro del IVA de 19% a los pasajes “tendrá una repercusión importantísima en el precio final que pagarán los usuarios. Además, el combustible, que representa 50% de la estructura de costos de los operadores aéreos, comenzará a pagar nuevos tributos en las vuelos internacionales, lo que representa un sobrecosto de US$ 20,3 millones que impactará las tarifas”, lamentó el ejecutivo.
Junto con esto, expresó que los impuestos, los costos no relacionados, la inflación, la devaluación de las monedas y situaciones como la subida de los precios del petróleo inciden sustancialmente sobre la operación y, en consecuencia, “hacen que sea más costoso el precio de adquisición de tiquetes para la población”.
Además, advirtió que esta medida afectará el costo del transporte de cargas, “que es tan importante para las cadenas de suministro de las cuales la población se beneficia en la cotidianidad. Esto sucede porque 50% de la carga aérea se transporta en las barrigas de los aviones”.
Por el contrario, señala el organismo, sería mejor reducir las barreras al precio del transporte aéreo, lo que generaría un mayor flujo de viajeros, los cuales, al gastar más en el país, producirían mayores recaudos de manera directa, indirecta e inducida.

Comparte en: